Padres huérfanos – ELIZABETH FUENTES

20131207-173643.jpg

“Madre muerta caminando” es como lo describo, mala traducción de “dead men walking”, que es como rotulan a los condenados a muerte mientras atraviesan el pasillo que los llevara a la silla eléctrica. Exagerada la comparación, por supuesto, pero igual lo repito mentalmente cada vez que me despido de mi hija y comienzo a atravesar ese trocito de aeropuerto donde ya no hay regreso, y me volteo para mandarle un besito volado con cara de que estoy bien y ella me responde guapeando para no llorar, mientras mi yerno, mi otro hijo, la abraza fuerte porque sabe lo que le espera cuando lleguen a casa y vea la habitación vacía.

Todos mis sobrinos ya se fueron. La única que faltaba se acaba de largar a Australia, que es como decir más nunca. “Eso no tiene consuelo”, les digo a mis hermanos como se lo he repetido a varias de mis amigas que pasaron por semejante dolor. En nuestras reuniones familiares ya no hay jóvenes, solo padres que hablamos de hijos ausentes, del nido vacío antes de tiempo, de lo caro que están los pasajes, de las maromas para cancelar la tarjeta de crédito a tiempo hasta el próximo viaje. Mi hija, les hago el chiste, llena la nevera y la despensa con maravillas para que yo no tenga que gastar nada en eso. No hay manera de que entienda que para un venezolano ir a Whole Foods es como visitar el Moma y que salir a caminar a cualquier hora o caerse a palos en un bar hasta las dos de la mañana, es ahora un derecho humano solo para privilegiados.

Los jóvenes que conozco – profesionales, inteligentes, echados pa’lante -, meten el verbo irse en su conversa con tanta naturalidad como la palabra secuestro. Uno de ellos me contó, tranquilazo, que a la hora de una emergencia etílica en pleno bonche, mandan al más pelabolas a comprar la caña o el hielo, porque no es secuestrable. Pero no solo se van por razones “mercantilistas”, como metió la pata una de las tantas ministras de salud que tampoco sirve para nada: la señora que gerencia nuestra casa me dice quiere mandar su muchacho de vuelta a Colombia ­ un jovencito buena conducta – porque en su barrio todo es drogas, asesinatos y ajuste de cuentas.

Cada día me llega con un cuento más espantoso que el anterior. Que si a la clase media se le van los hijos, a los humildes se los asesinan, un dolor incomparable a nuestro rito de aeropuerto. Una nadería nuestra despedida frente a una espera a las puertas de la morgue.

Mi hija se aterroriza cada vez que aparece Venezuela en las noticias: presos descabezados, atracos en cine, asaltos en las iglesias, narcotráfico, un presidente amenazando con sandeces, secuestros cash, protestas callejeras, gente matándose por un kilo de harina PAN. A veces me pide que me quede, que no regrese a este infierno.

Entonces me imagino hablando un inglés con mucho acento, sin amigos, sin historia, sin nada que hacer, pendiente del país y del resto de mis amores por Internet, cada vez más enfurecida con este destino que nos ha impuesto esta catajarra de malas personas que dicen gobernarlo. Porque esa gente no es ni de izquierda ni de derecha. Además de incapaces y flojos, son unos indecentes, así de simple. Eso que llamaba mi mamá gente sin educación de hogar. Mala gente, en definitiva, que no tiene valores de ninguna naturaleza y ocultos tras cuatro consignas se han dedicado a beneficiarse entre sí -amigotes, familiares, compadres- con cargos, comisiones y contratos millonarios, haciéndose de la vista gorda ante el asalto al erario público que cometen día tras día para seguir gozando de sus camionetas blindadas, sus cuentas en dólares, sus pintas de nuevos ricos y lo sabroso que es viajar gratis y abusar del poder.

Yo sí quiero que se vayan todos, como aquella consigna que nació en Argentina. Desde los que no tienen vergüenza para renunciar hasta los que carecen de cojones para botar a los ineficientes. Ya va siendo hora de que comencemos a serrucharles el piso voto a voto.

Aunque, mientras tanto, podríamos inventar el Día de los Padres Huérfanos, ­que tal el 6 de diciembre, cuando ganó la joyita de Hugo? – y tomemos las plazas en silencio, pongamos una bandera de luto en los balcones, en los autos, en las motos, en los ranchos.

Que se vayan todos a ver si mi hija puede volver a visitar la tumba de su abuelita porque, hasta entonces, le tengo prohibición de entrada a semejante país.

Dos Angelitos:

“El comunismo no es amor. El comunismo es un martillo que utilizamos para aplastar al enemigo.” Mao Tse-Tung

“No hay moral en la política, sólo hay conveniencia. Un sinvergüenza puede sernos de utilidad porque es un sinvergüenza.” Vladimir Lenin

Bono, La sorpresa (Video):

Anuncios

272 respuestas a “Padres huérfanos – ELIZABETH FUENTES

  1. Daniel 11 octubre, 2013 / 7:38 AM

    Mis tres hijos y cinco nietos ya tienen varios años de idos. Somos padres huérfanos. Buena idea la de un día nacional de “luto emigratorio”.

    • Beatriz Rezzin 12 octubre, 2013 / 9:15 AM

      Me gusta la idea del día del luto migratorio. Mi esposo y yo somos padres y abuelos huerfanos pegados al Skype para sentirlos cercanos.

      • jose perez 15 octubre, 2013 / 7:01 PM

        De dos ya se fue uno. El otro se va el año que viene. Skipe con eso, no queda otra.

    • Dulce Nogura 12 octubre, 2013 / 8:21 PM

      Es cierto, necesitamos un dia de luto, por la desgracia de un gobierno que ha destruido a la familia Venezolana

      • Eliana De Napoli 13 octubre, 2013 / 11:10 PM

        Mi hija me mandó esto y al comenzar a leerlo mis lagrimas empezaron a salir… y una vez más me di cuenta que es verdad SOMOS HUERFANOS DE LO QUE MAS AMAMOS, NUESTROS HIJOS”, por gobiernos egoistas e injustos. Sí necesitamos tener un día de luto, aunque todos los dias nuestros corazones lloran por su regreso a una patria que les dio la vida, pero les quitó la oportunidad de seguir en ella, Venezuela.

      • ELIZABETH PEREZ 14 octubre, 2013 / 10:04 AM

        YA MI VIDA TODO EL TIEMPO ESTA DE LUTO X LA IDA DE MI HIJA, NIETA, HERMANA SOBRINOS Y LO PEOR X LA ANGUSTIA Q VIVIMOS A DIARIO CON MIS HIJOS Q AUN ME QUEDAN EN ESTE INFIERNO DE PAIS, NO TENEMOS VIDA SOLO ANGUSTIA Y PREOCUPACION

      • Lourdes 21 noviembre, 2013 / 8:31 PM

        Guau ! Cuanta verdad ! Que dolor más grande el de la familia desunida por un tema económico , político o de cualquier otra índole !

    • victoria carrasquel 13 octubre, 2013 / 1:24 PM

      No puedo parar de llorar tanto por el articulo de esa excelente periodista como lo es Elizabeth Fuentes, como por todos los comentarios de todas esas madres como yo que estamos huérfanos de hijo. Un beso enorme para esas madres y tengamos fe de que esto se arregle. Dios nos proteja.. Gracias.

      Soy madre huérfana de mis tres hijos. El menor se fue a España hace seis años. Se fue a hacer un Posgrado, terminó sus estudios y continuó haciendo diplomados. Consiguió un trabajo con un convenio que tenía la Universidad con la empresa, duró dos años trabajando, se le terminó el contrato, luego vino la crisis de Europa y se quedó sin trabajo. Con los ahorros que tenía, le alcanzaba como para mantenerse un año allá, pero aunque suene duro decirlo yo prefiero tenerlo lejos de nosotros que tenerlo en este desastre de país. Todas la semanas nos comunicamos por teléfono, todos los dias por whatsapp, pero me siento más tranquila. El nos visita todos los diciembres… Fuerza Venezuela, por todos los hijos que se quedan aquí y por todos los que están fuera. Besooooosss.

      • Maximo Gimenez 19 octubre, 2013 / 10:09 AM

        España es un tremendo pais… lástima que lo arruinaron..

    • miguel 14 octubre, 2013 / 8:39 PM

      También habemos novios, hermanos, tios, primos y todos de familias que están separadas y que el verse de nuevo se convierte en la agonía de que se van a tener que separar de nuevo… qué triste es…

    • Alba Padrón 15 octubre, 2013 / 8:13 AM

      Me parece una buena idea, mi hija aún está aquí pero sus planes son de irse fuera. De hecho, ya está buscando opciones de donde poder emigrar.

    • Nancy Hernandez 25 noviembre, 2013 / 5:15 PM

      ESTOY VISITANDO A MIS HIJOS ME FALTAN 20 DIAS, TODOS LOS DIA ME VEN LOS LLOROS Y LES DIGO QUE ES GRIPE POR EL FRIO, ESTAS LAGRIMAS TIENEN RAZON, MI HIJA ESTA EN VENEZUELA Y TENGO MIEDO POR ELLA Y NO VEO LA HORA DE REGRESAR, PERO TENGO QUE HACER DE TRIPAS CORAZON, POR QUE NO SE CUANDO PODRE VER A LOS QUE SE QUEDA AL IGUAL
      QUE MI PRIMERA NIETA. ESTO ME DA RABIA E IMPOTENCIA ANTE LA MESQUINDAD DE MUCHOS VENEZOLANOS QUE HAN ENTREGADO EL PAIS A ESTA CUERDA DE SATRAPAS.

  2. Nora Sanchez 11 octubre, 2013 / 3:34 PM

    Muy buen artículo, expresa claramente y sin eufemismos nuestra realidad, me parece excelente idea.. Día Nacional de Luto emigratorio!..

    • Teresa Arquiadez 14 octubre, 2013 / 7:05 PM

      Completamente de acuerdo con este articulo, refleja la realidad que estamos viviendo las familias Venezolanas. Doy gracias a Dios por los dos países que han recibido a mis hijos. Doy gracias a Dios porque la tecnología me los acerca cada dia, pero tengo fe en mi país, aquí seguiré día a día luchando para recuperar nuestro bello país, pensando que será muchísimo mejor, porque hemos aprendido y somos sobrevivientes de una guerra silenciosa.

      La mala hierba se arranca de raíz, y eso lo haremos. FELICITACIONES ELIZABETH, SENTIMIENTOS COMPARTIDOS.

  3. Valentina Cristovao 11 octubre, 2013 / 4:17 PM

    no puedo parar de llorar de ver este video y eso que tengo a mi hijo a mi lado. Solo de pensar que tenga que marcharse me parte el alma y el corazón…

  4. Miriam Carmona 11 octubre, 2013 / 5:06 PM

    Una verdad venezolana que sobrecoge nuestro corazon pues siempre hemos sido familias muy unidas. Dios apiadate de nuestro pais!!

  5. yaya29 11 octubre, 2013 / 5:39 PM

    Mi esposo y yo estamos preparando nuestra partida para unos 6 meses aprox. porque tenemos una hija y con esto dejamos huérfana a mi suegra, cuyo su segundo hijo ya vive fuera desde hace 6 años y mi madre solo le queda mi hermana porque mi hermano y mi sobrina ya están desde hace unos meses mudados, pero lo triste es que mi hermana también prepara su partida que se le habia hecho mas dificil porque su esposo es funcionario público desde hace ya 18 años y queria esperar su jubilación pero el acoso a los que no son como estos lo llevaron a renunciar, porque de nada te sirve tener una carrera impecable si no eres un rojito… Que duro ha sido esto de dejar a mis padres atrás, pensando que me la llevo en un par de años conmigo, pero mi padre dice que de aqui no lo sacan sino muerto :/

    • marisabel 11 octubre, 2013 / 8:36 PM

      Yo sali de venezuela hace 14 años, y es como dice la que escribe te quedas sin historia y añorando un pais que esta muerto, y te la pasas buscando los sabores parecidos a lo nuestro. En mi caso buscando el queso blanco, pero bueno es lo de menos, actualmente vivo en Chile y es una sociedad tan fría y cerrada que te lo hace más dificil, tal vez si tienes suerte Miami sería mas acogedor. En fin, lo que mas deseo es volver.

      • patricia serrano 12 octubre, 2013 / 5:09 PM

        Para marisabel, si no te gusta vivir en Chile, no sigas porfiando, soy chilena, pero tengo muchos años viviendo fuera, me duele leer tu comentario sobre Chile, puede que sea una verdad muy grande, pero no puedo creer que en 14 años no hayas conseguido tener un grupo de amigos, te digo busca el lugar que te ofrezca lo que tu quieres, porque es dificil que después de todo este tiempo no logres sentirte bien, deja a los chilenos con su manera de ser, pero no hables así, conozco muchos extranjeros que están felices, de todas maneras aunque te acostumbres es dificil ser extranjero. Dios te bendiga, BUSCA DONDE SEAS FELIZ, no desprestigies..

      • Jorge Sindoni 13 octubre, 2013 / 4:45 AM

        Para Patricia Serrano: Este artículo es para Venezolanos solidarizados ante un drama. La señora Mariasabel no desprestigia a nadie. Fue una opinión corta de su sentir en una sociedad diferente. No descalifico a tu pais. Tienes el orgullo nacionalista demasiado a flor de piel, y déjame decirte que vivo en españa y me he conseguido a muchos que no se consiguieron adaptar en Chile por la misma razón. Sé más humilde para aceptar realidades así no te gusten, así como nosotros aceptamos el hecho de que nuestro pais está en un caos. ¿No te agrada el foro? No lo leas ni intervengas.

      • macarena 13 octubre, 2013 / 7:16 AM

        Qué equivocada estás Marisabel. Yo llevo ya 10 años en Chile y opino todo lo contrario. Acá conoci a mi esposo chileno y ya tenemos 2 hermosos hijos chilenos y la gente de acá me ha tratado demasiado bien. Todo lo que tengo hoy es gracias a este país que me recibió con los brazos abiertos y me llenó de oportunidades. Efectivamente es otra cultura y no son tan pachangeros o rumberos como nosotros, pero por eso mismo este pais es lo que es, por su gente. Salte de la burbuja en que estás, que no todo en la vida es un bochimche y yo me aprendí a adaptar a esta frialdad como la llamas tu, pero soy feliz y lo mas importante le puedo dar felicidad y seguridad a mis hijos en este hermoso pais que me da unos paisajes maravillosos con esa majestuosa coordillera blanca llamada CHILE..

        Pd: y el queso blanco lo puedes hacer tu misma en casa o comprarlo ya que está lleno de venezolanos acá que lo venden, y que mejor que tener nuestra harina pan en todos los supermercados de acá 😉

      • adeluccar 13 octubre, 2013 / 4:50 PM

        Interesante. Yo tengo unas tres semanas en Santiago y ya he conseguido grupos interesantísimos de chileno/as. En mi opinión, el ambiente lo hace uno. Dejemos las creencias limitantes y las etiquetas.

      • Mauricio 14 octubre, 2013 / 2:08 AM

        Que risa me da cada vez que leo un comentario de este tipo.. “Que dificil acostumbrarse a esta sociedad tan distinta” (viven en miami).. “la comida es tan diferente” (vivien en Chile).. Yo vivo en China desde algun tiempo ya y no me quejo de tanta pendejada. Aprovechen las oportunidades que tienen.. Ojalá pudiese yo ir al supermercado y encontrar Harina Pan o siquiera algo parecido. Saludos

      • Fiorella Morales 14 octubre, 2013 / 10:36 AM

        Mis respetos, ante todo. Totalmente de acuerdo con su escrito….Si me considero, una Madre huèrfana, aunque nunca pense que iba a pasar por esto algun dia, y llegò ese dia, en que se me fueron yendo poco a poco mis cuatro adorados hijos….A buscar mejor calidad de vida, por la inseguridad reinante, por una mejor oportunidad de trabajo, por tener a su hijo, la que lo tenia, una mejor educaciòn sin tener que llegar al temor de idiologizarla; otros buscando especializarse en sus carreras, y confieso que la menor, sobretodo, por ser la màs joven y rumbera, como dicen ellos, me tranquilizò que decidiera tambien tomar esa determinaciòn de irse, que para mì, era una aventura, pero a pesar de todo, con sus altos y sus bajas, ha salido adelante. Si, es muy doloroso cuando voy a ver a los nietos, la felicidad que me invade, pero pensar en el regreso es muy triste y desolador, y tomarme una merengada de cemento, para que no vean mi tristeza!!….Yo tengo Fe en mi Pais, que vamos a salir airosos. Siempre pensando que esta tierra bendita, cuando sienta de nuevo los aires de Libertad, estarà con los brazos extendidos esperando con ànsias a todos esos jovenes y no tan jovenes, su regreso; y ellos, con màs ilusiòn que cuando se marcharon…!!! Dios bendiga a estos jovenes y a Venezuela!!!!

      • Marilú 15 octubre, 2013 / 1:15 PM

        Hola Marisabel, entiendo tu desarraigo. Yo me encuentro en un país distinto al tuyo y tengo la misma sensación de melancolía y añoranza. Una psicóloga a la que acudí en algún momento me dijo que eso es lo que llaman Duelo Migratorio. Todas las personas lo viven de una manera diferente y de acuerdo a sus circunstancias personales, tardan más o menos tiempo en superarlo. Para la señora chilena que se sintió de algún modo ofendida por el comentario de Marisabel, le pido que se ponga por un momento en su lugar; se necesita un poco más de empatía y sensibilidad para ver el sentimiento más allá de las palabras.

      • Robinson 16 octubre, 2013 / 3:20 PM

        Soy extranjero también, me fui hace 12 años de mi país a uno que es muy frio, Marisabel, solo te puedo recomendar que te integres, que los raros no son ellos, la rara eres tú, y para dejar de serlo, debes adaptarte a sus estilos de vida y personalidad o ser tolerante.

        Todos los paises del mundo tienen un pero y en todos los países del mundo existe la xenofobia, pero tú como extranjera es absurdo que tengas esa opinión, ya que deseas ser aceptada sin tu hacer el menor esfuerzo por aceptarlos a ellos. Nadie puede venir a mi casa a decirme, que la misma está sucia, porque lo echo. Yo lo aprendí y te recomiendo que lo reflexiones. No debes escribirme una respuesta para bien o para mal, solo reflexiona, para ser feliz en ese país que te está adoptando con sus defectos y virtudes.

      • cesar 22 noviembre, 2013 / 8:54 PM

        Hola Marisabel yo tambien vivo en chile desde hace tres años y lo que más extraño aparte de la familia es ese queso blanco pa rayarlo y echarselo a las arepas con mantequilla, saludos.

      • Karla 26 noviembre, 2013 / 6:31 PM

        A mi me paso lo mismo los primeros 6 meses en USA y luego comprendi: ellos no tienen que ser como yo quiero que sean y yo tampoco estoy obligada a ser como ellos. Al final, quienes me rodean se adaptaron a mi personalidad y cultura, al mismo tiempo yo me adapte a la sociedad de ellos. Para todos lo que te estan criticando: ella extraña su cultura, eso no significa que la cultura de los otros sea mala, solo que es diferente y (como dicen mis amigos en USA) that’s ok…

    • gladys 27 noviembre, 2013 / 12:07 AM

      Excelente Artículo que describe una triste y dolorosa realidad. Tengo dos hijos universitarios, uno ya se fue hacer un post grado y la otra preparando su partida. Pero la esperanza y la Fe nunca la he perdido, se que vamos a recuperar a nuestra Patria. Aprendizaje este, que nos ayudará a querer y valorar a nuestra Venezuela. Debemos luchar por rescatarla, es una lucha fuerte pero no imposible de verla libre y progresando y viendo a nuestro hijos regresar, aportándole todos sus conocimiento y profesionalismo a su Pais. Viva Venezuela.

  6. dalia diez 11 octubre, 2013 / 6:10 PM

    me identifico plenamente con la pena y la tristeza que se describe en este articulo. Yo tambien soy madre y abuela huerfana. Dia a dia me despierto a ver el telefono para leer los buenos dias que me da mi hija. Al escuchar el sonido del skype , me alegra como cuando un abuelo o abuela normalmente escucha que sus nietos han llegado a casa a visitarlos, como no llorar cuando se sabe que quizas ya no los puedas ver pues tus ahorros no alcanzan para viajar una vez mas a tan distante lugar para abrazarlos y besarlos. Soy hija y nieta de inmigrantes y se lo dificil que sienten nuestros hijos el tener que estar fuera de su tierra. Sin embargo,se que esto no durara mucho mas pues ni hay mal que dure cien años ni cuerpo que lo resista-

    • Kid Cervantes 26 noviembre, 2013 / 12:08 PM

      Bueno, si de verdad creo que es exagerado hablar de duelo por la migración de los hijos, ya que por principio, los padres tenemos que estar preparados para que los hijos arranquen. Es full duro.. pero es la vida.. Siempre me ha inspirado ese tema en el Libro El Profeta…

      Tus hijos no son tus hijos
      son hijos e hijas de la vida
      deseosa de sí misma.

      No vienen de ti, sino a través de ti
      y aunque estén contigo no te pertenecen.

      Puedes darles tu amor, pero no tus pensamientos,
      pues ellos tienen sus propios pensamientos.

      Puedes abrigar sus cuerpos, pero no sus almas,
      porque ellas viven en la casa del mañana,
      que no puedes visitar ni siquiera en sueños

      Puedes esforzarte en ser como ellos,
      pero no procures hacerlos semejantes a ti
      porque la vida no retrocede, ni se detiene en el ayer.

      Tu eres el arco del cual tus hijos como flechas vivas son lanzados.

      Deja que la inclinación en tu mano de arquero sea para la felicidad.

      Fuente: Kahlil Gibran, “El Profeta”

      Ahora.. lo que si lo hace triste es que la razón por la cual se vayan es por la involución que el gobierno del odio, incapacidad, ignorancia, complejos, ha dejado en nuestro país. Realmente el remedio fue mil veces peor que la enfermedad… Animo,, esten orgullosos que sus hijos son echaos pa’ lante!! No son los primeros immigrantes del mundo y no serán los últimos,, y le están echando mucha bola.. Así que CERO DUELO!

  7. Maritza Gonzalez 11 octubre, 2013 / 6:33 PM

    En una oportunidad, una amiga que llego a Vzla huyendo del Franquismo, me dijo cuando decides irte los dolores son muchos, las familias se dividen y ve tu a saber cuando se pueden volver a reunir.. Me dijo soy Huérfana de Familia, mi hermano murió en Argentina y ni sé donde llevarle unas flores… Jamás pensé que eso, me llegara a pasar a mi, en ese momento, mi País era el refugio de muchos, hoy mis dos hijos ya están fuera… aunque lucho con todos los organismos del estado para visitarlos, no hay consuelo cuando regreso, el momento más duro no es ir a visitarlos, sino ese mismo pasillo pero en Barajas…

  8. Darlene Izaguirre 11 octubre, 2013 / 6:38 PM

    “El revolucionario debe ser una fría y perfecta máquina de matar” Ernesto “Che” Guevara 1967

  9. Betsy 11 octubre, 2013 / 7:17 PM

    Que puedo decir, que soy una madre más huerfana de hija. Que no quiero que este aquí ni de vaina. Que la extraño todos los días de mis días. Y que detesto a los causantes de tal mal.

  10. Maria Esther 11 octubre, 2013 / 7:24 PM

    Pues nosotros primero nos quedamos huerfanos de nuestros dos hijos mayores y hace 4 años y medio salimos de Venezuela con el pequeño. Nadie dijo que seria facil, pero la tranquilidad bien vale la pena. Gracias a Dios estamos muy bien y los chamos adaptados y super exitosos en sus estudios!

  11. Martin Hahn 11 octubre, 2013 / 7:28 PM

    Muy buen escrito, Sra Fuentes usted tiene el mismo apellido de mi amado hijo el cual vive con su madre en Venezuela, yo tuve que emigrar por diferentes razones, pero le entiendo perfectamente al sentir desde mi soledad, como mi familia y novia viven allá.

    El skype y otras tecnologías se han convertido en nuestros mejores amigos, para mantener la unión entre amores y familia, yo solo veo ese pasillo del aeropuerto como una luz cada vez que vuelvo a mi casa.

    Recemos por que los votos cambien nuestro futuro y nos volvamos a unir todos como lo llegamos a hacer.

    Martin

  12. Marilyn Cova 11 octubre, 2013 / 7:48 PM

    Mi esposo y yo utilizamos ese termino de padres huerfanos desde hace cinco años. Nuestros dos hijos viven fuera. Cuándo nos casamos, hace 38 años, imaginabamos envejecer con nuestros hijos y nietos cerca, pero la realidad no es otra que la soledad de una casa, de un país que no es aquel donde nací y crecí. Este año los pudimos visitar, el proximo tal vez no, la amenaza de eliminar el dolar cadivi nos hará imposible viajar. Mientras escribo no paro de llorar, porque me veo reflejada en cada uno de los testimonios. Pienso que esto no lo merecíamos ni como padres, ni como país, ni como sociedad…. Pero y aunque esto suene contradictorio, la soledad la compenso con la tranquilidad de saber que mis hijos tienen calidad de vida, que en las noches me acuesto y no me despierta el sobresalto de pensar si volveran vivos. Asi que me seco las lagrimas y sigo adelante.

    • Alberto 12 octubre, 2013 / 3:08 PM

      Y nuestros diciembres se acabaron, se acabaron nuestros domingos, se acabó una parrilla, se acabaron los carnavales o la semana santa, nuestra navidad y año nuevo son tan duros, tan incompletos, son tanto los recuerdos de quienes ya no viven aqui.

      Pensé que iba a acostumbrarme a la idea de escuchar que alguien más se va el próximo mes… Pero es al revés, cada vez me duele más cada conocido y cada amigo que se va… Mi familia casi por completo se fue solo tengo a 4 familiares aqui en Venezuela, el resto fue a más de un pais, imposible y doloroso pensar que jamás volveremos a estar juntos…

      Amigos como 10 que se han ido… Solo me pregunto si yo tambien me iré… No sé por que todo esto? (bueno si sé, pero que duro ya resignarse a esto ¿no?).

      No me quiero ir en verdad… Mas bien quiero que esto cambie y que los mios regresen… En verdad ese es mi sueño.

      Mientras me encuentro extranjero en mi propio pais porque desconozco tanta violencia, tanta cochinada, tanta miseria, tanta ignorancia y sobretodo tanta falta de valores.

      ¿Esto ha de cambiar???

      • Giulia Maria Cavazzini 12 octubre, 2013 / 8:12 PM

        Me identifico completamente, te estoy leyendo y estoy llorando porque tengo tus mismas sensaciones, la misma tristeza y desesperanza. A veces pienso si solo nos queda orar por nuestros hijos para que estén mejor que nosotros, para que sean felices. Dios necesito que esto cambie rápido, así quizás podamos volver a estar todos juntos, pero el país está tan corrompido… Solo me queda rezar..

      • Rafael Aguilera 14 octubre, 2013 / 3:39 PM

        “Nuestros diciembres se acabaron”…….., asi fue el año pasado, y este va por el mismo camino, son mis dos amores fuera y cada vez mas costoso el ir y venir, me alegra que sean exitosas en sus estudios, que esten seguras, y si se me presenta la oportunidad también nos vamos, no hay vida encerrados en casa “por temor”, no hay cine, no hay teatros, salidas escasas, en casa de amigos, con toque de queda impuesto para seguir “vivos”…

  13. FPSeijas 11 octubre, 2013 / 7:59 PM

    Wow… ¡Qué verdad tan triste!

    Yo me vine a USA y dejé a mi familia en Venezuela. Parte de mi familia política está aquí pero de mi familia… nadie.

    He tenido que viajar a Venezuela muchas veces para ver a mi mami, a mis hermanos, a mis sobrinos… para enterrar a mi hermano… No pude ir al entierro de mi papá porque no había vuelo disponible… Es triste… Muy triste…

  14. Carlos 11 octubre, 2013 / 8:45 PM

    Más bien deberían dar gracias a Dios, los que se fueron son los afortunados… Deberían lamentarse más bien los que por falta de plata y contactos nos quedamos presos acá.

    • Luis Diaz 12 octubre, 2013 / 7:14 PM

      No todos los que nos hemos quedado es porque no hemos tenido la oportunidad de irnos, yo la he tenido y aquí sigo, no sé si es un error, pero no tengo intención de vivir como extranjero pase lo que pase.

      • Belkys 13 octubre, 2013 / 10:41 AM

        Luis, estoy segura que Carlos se refería sólo a aquellos que quieren irse y están frustrados porque no tienen los medios para hacerlo. Al qué se quiera quedar a pesar de la situación del país, mis respetos. Cada quien escoge sus prioridades.

      • felix 13 octubre, 2013 / 2:25 PM

        Por fin alguien que piensa, un país se lucha y se construye. Algún día tendremos un país digno, pero no, todos se quieren ir, todos quieren lo fácil! Bueno, si hace falta alimentos vamos al campo a trabajar la tierra. Un país se construye, ¿O es que Europa se formó sola, o USA?…

      • Victor Rodriguez Balseiro 14 octubre, 2013 / 12:04 PM

        Luis, fue tu decisión, me parece correcto, cada quien hace lo que le parece mejor, yo por el contrario tengo 10 años fuera.

        Felix: Puedes luchar todo lo que quieras, puedes construir todo lo que imaginas, pero si la gente no sale a la calle, si la gente no vota, si la gente sigue lamentándose y quejándose desde la comodidad de su sofá no podrás hacer nada. Yo emigré, no escogí el camino fácil, pasé hambre, estuve solo y me costó el matrimonio, pero conseguí salir adelante y traerme a mi familia conmigo.

    • Erika Florws 13 octubre, 2013 / 4:38 PM

      Felix, la decisión de irse es la misma que la de quedarse: DIFICIL…

      Irse y ser extranjero NO es para nada facil, rehacer tu vida desde cero, NO es para nada facil, sobre todo cuando todos los logros obtenidos, uno a uno, después que te graduas tienes que dejarlos para renacer en otro país…

      Quedarse, ¡Wow!, quedarse en un país que se volvió inseguro, intolerable, sin justicia, sin leyes para algunos, que está en manos de extranjeros… también es difícil…

      • Victor Rodriguez Balseiro 14 octubre, 2013 / 12:07 PM

        Perfectamente expresado Erika, volverse extranjero jamás fue fácil, debes aprender una cultura (ni mencionar si no hablan el mismo idioma), costumbres, relaciones, amigos, todo.

        Quedarse en un país inseguro y decadente, pero sin comenzar desde cero, está claro que no es lo mismo, pero no menos difícil que partir.

  15. jhohanna navas 11 octubre, 2013 / 8:51 PM

    Tengo un hijo pequeño y no duermo en paz de solo pensar como hacer para que su padre termine de aceptar que ya aquí no podemos seguir. Vivo con el miedo que se de cuenta el día que nos maten en una cola, tengo mi familia aquí y me dolería dejarlos pero primero pienso en mi hijo que se merece un futuro y no vivir encerrado en casa por tener miedo hasta de llevarlo a un parque.

  16. Deborah 11 octubre, 2013 / 9:27 PM

    Tengo 16 años en este exilio obligado y una mami enferma de cancer huerfana en CCS. Hasta Cuando?

    Mi bandera de luto la tengo perenne en mi casa, yo tambien soy huerfana, de patria!

    Eli, Gracias Por Tus lineas!

  17. Emperatriz Munguia 11 octubre, 2013 / 10:46 PM

    Yo tambien soy huerfana de patria, he llorado muchisimo y no pierdo la esperanza de regresar algún día a mi amada patria. mientras tanto como la amiga Deborah, soy exilada obligada desde hace 12 años.

  18. Irama 11 octubre, 2013 / 11:32 PM

    Excelente articulo Elizabeth. Mi hija también se quiere ir y ojalá lo haga aunque me cueste soportarlo!

  19. Gabriela 11 octubre, 2013 / 11:32 PM

    Irse de Venezuela es más que por la política. Es por todo, es por el venezolano. Si hay un rojo bueno, por ese hay 10 o 20 corruptos. Si hay un opositor bueno por ese hay 5 o 10 con ansias de robar. Si hay un sólo venezolano al que le duele su país, hay 100 que se comen la luz roja, que se colea en una cola, que sobornan un fiscal, un policia, un militar; que es ladrón, que es secuestrador, que es estafador, que raspa el cupo cadivi estafando al estado, que te vende los productos regulados en precios altos o que de frente no te los vende (si es que los consigues en algún lugar, claro está). El venezolano honesto muere en el intento de vivir en un país donde el más “pilas” triunfa. La realidad no es irse porque estás obstinado de un gobierno, es irse porque tu país está hecho una mierda desde la señora que limpia las calles (y le roba a la alcaldía las escobas, entre otros), hasta el empresario más exitoso quién pisoteo a sus “socios” para ser el gran señor.

    • Barbara Pensieri 12 octubre, 2013 / 7:58 AM

      Muy cierto el comentario, lamentablemente es asi, me he preguntado muchas veces que le pasa al venezolano cuando pasa la raya amarilla de inmigración en Miami, cambia la manera de comportarse, no se comen la luz roja en los semaforos, ni se estacionan mal… cambia ADN?

      No, es que alli las leyes se cumplen y los castigos se pagan. La honestidad, buen comportamiento, educación y respeto hacen la diferencia.

    • elizabeth 12 octubre, 2013 / 9:11 AM

      Asi es gabriela, no importa gobierno, oposición… las personas pueden cambiar la situación…. pero como cambiarlos a ellos para q no tomen partido de otros, como tu muy bien lo dices por uno honesto hay cinco corruptos, unos quieren ser mas vivos q otros… Debemos empezar cambiando nosotros mismos, desde el chiquitin en la escuela, los padres en su casa, los maestros q tanto bien pueden hacer, el respeto hacia los demás, incluso hacia los animales porque en nuestra sociedad los animales no valen nada!!! mientras mas tarden en tomar accion mas grave sera en el futuro.

    • Ibrahim Bittar 12 octubre, 2013 / 12:29 PM

      No sé que edad tienes. No sé si recuerdas cuando se inauguró el Metro de Caracas. La gente se maravillaba de que ese mismo ciudadano que arriba botaba la basura en el piso, abajo la botaba en la papelera y que parecía suizo en vez de venezolano.

      La respuesta es que el ENTORNO y el EJEMPLO son los que hacen la diferencia. Cuando la gente vive en un entorno armónico tiende a repetir el mismo comportamiento armónico. Del mismo modo, cuando la gente que tiene exposición pública (como por ejemplo los funcionarios públicos) se comporta de forma decorosa, ese ejemplo arrastra a las demás personas e induce el mismo comportamiento en los demás.

      Evidentemente, el comportamiento indecoroso y vulgar de nuestras personas públicas se refleja directamente en nuestra sociedad.

      • Patricia 13 octubre, 2013 / 2:31 AM

        Es cierto yo recuerdo el metro tan limpio, tan ordenado… tan chevere… así mismo mi niñez tan feliz. Mi urbanización bonita, calles limpias, podía montar bicicleta, patinar todo el día y mi mamá tranquila sólo con saber que estaba jugando en alguna cuadra. Me iba al colegio caminando sin problema.

        Ahora con lágrimas en los ojos leyendo todos sus comentarios, les digo que “soy otra huérfana”, con una familia grande y bella, pero ya todos estamos dispersos. Llevo tan solo 2 años fuera, me voy a casar con un extranjero y gracias a Dios casi toda mi familia viene a mi boda. Feliz por una parte, porque conseguí al amor y la tranquilidad, pero a la vez preguntándome cuando volveremos a estar todos juntos otra vez como antes en las Navidades. Y siempre rezando para que a los que están alla no les vuelva a pasar nada (porque a todos nos han atracado, asaltado, secuestrado). Vives en una cierta alegría por ti, porque tienes muchas oportunidades y hasta sientes que escapaste y eres un sobreviviente.
        Pero vives con la incertidumbre de qué les pasará a los que se quedan. Por otro lado, disfrutas tantas cosas… pero a la vez extrañas el rico clima del trópico, tus playas… y la alegría que nos robaron. Jamás pensé que sería una inmigrante, no es fácil… Fui después de año y medio de ausencia y me sentí extranjera en mi tierra. A pesar de tan poco tiempo, sientes el cambio y te pega porque es para peor. La Venezuela de mi niñez y de adolescente quedo atrás, nos la dejamos arrebatar o no teníamos la madurez y el conocimieno del pais tan hermoso que teníamos.

        No todos los venezolanos son corruptos, vengo de una familia numerosa y honesta. Mís padres son mi mejor ejemplo y todos sus hijos somos profesionales y todo lo que tenemos no los ganamos con trabajo y esfuerzo. Porque ese fue nuestro ejemplo. Me llena de alegria saber que tengo la oportunidad de un camino a seguir, pero la tristeza de que seré una madre con hijos huérfanos de sus abuelos, tíos y primos. Es muy duro estar tan lejos de tu familia, sólo a través de una pantalla o unos mensajitos… Piensas que así como cada vez son menos los amigos que te escriben… hasta los tuyos algún día se distancien.

        Es la primera vez que me atrevo a manifestar esto. Me sentí tan identificada con todo lo que leí. Mi futuro esposo viene de un país comunista que vivió el atropello y privacidad de libertad durante 50 años. Su padre nunca conoció lo que era la palabra “Libertad”, para mi el tesoro más sagrado. Me aterra imaginar que mi país llegue a lo mismo y lo que es peor cada día lo siento más cerca de eso.

    • Monique 12 octubre, 2013 / 1:43 PM

      Expresado con una increíble genialidad la “verdad mas verdadera”!

    • Javier 12 octubre, 2013 / 2:40 PM

      Por fin leo un comentario coherente entre tanta falsedad, querer al país e irse, es como demostrar amor mediante la violencia, no puede ser más contradictorio… Por cierto que este gobierno tiene 15 años y por ahí hay un comentario de alguien que dice haber sido exiliada hace 16… ¿Cómo es eso posible? Ahí se los dejo de reflexión.

      • byebye 14 octubre, 2013 / 7:17 PM

        Tu comentario refleja tu falta de información, por no decir educación. He representado a Venezuela en muchas ocasiones en eventos en mi nuevo hogar. Muchos me dicen: “Si todos son como tú, tu pais deberia ser una maravilla, y super rico y hermoso para colmo!” Por dentro solo digo. . . “Si solo supieras lo que he vivido”. Me eduqué y traté de quedarme, los números simplemente no cuadraron.

        Según personas como tú yo soy un desertor, un sifrino, un apatrida porque abandoné mi tierra. No fue que no la trabajé que no construí mi pais, es que no me dejaron. Los policías me robaban, los ladrones me robaban, los vivos me atropellaron y los jueces me dijeron que mejor me quedaba quieto o sería yo el que iría a la cárcel… Casi pierdo mi vida en reiteradas ocasiones. Quizás hubiera sido otro más del incalculable número de muertos como un pendejo. Y todo solo por querer tener un mejor país. A ver si me quedaba, mi mamá llorando en mi partida (el tercer hijo que se va de los 4 y el otro a solo unos años más para irse) grita llorando en el aeropuerto “¡¡¡Me estoy quedando sin hijos!!!”.

        Ahora te respondo. Tu reflexion es NULA. TU NO ERES MADRE o no tienes hijos, por lo que veo. Tu no sabes que es el dolor que ellas sienten… Tu comentario es contradictorio, porque quieres defender lo indefendible. Quizás algun día entiendas, ojala que por las buenas. O tu mamá lo entenderá por las malas.

        Ahí te lo dejo.

      • Karla 26 noviembre, 2013 / 6:21 PM

        Entonces Miranda no queria a su patria cuando estaba en Europa? O tal vez Chavez no queria a Vzla y por eso se fue a tratar el CA a cuba? Que una persona este fuera de su pais no quiere decir que no lo quiera. Rubem Limardo entreno en Polonia y bastante que se llenas la boca los chavistas con el, porque no le dicen que no quiere a su patria? Porque no le dices eso a Dudamel que hasta participo en una propaganda de “Viva California, yo vivo en california y soy maravilloso”. Aque que cree que quien esta fuera del pais no quiere a su patria es porque no sabe lo que es llevar la patria por dentro. Pobre ser, no sabe lo que es ser venezolano de verdad!

    • juan 12 octubre, 2013 / 3:04 PM

      La realidad no puede ser mas perfecta a como lo describes no se sabe quien es el marciano o quien no, el mas pila es el triunfador.

    • Alejandra Lòpez 13 octubre, 2013 / 4:12 AM

      Esa es la realidad por la que me fui hace 6 meses me cansé de luchar por hacer las cosas bien y ayudar a generar justicia en un sitio donde mucha gente, se queja y echa culpas, pero siguen actuando de manera deshonesta e irrespetuosa con los derechos de los otros. Me duele mucho porque sí existen venezolanos honestos, pero la vida se le hace 10 veces más difícil. Y amo a mi país, y lo siento pero esto es una consecuencia histórica que merecemos como sociedad por haber permitido que las diferencias sociales fueran tan grandes y la gran mayoría de nuestra población viviera en carencia.
      Nos volvimos locos con el petróleo y nos olvidamos de sembrar lo importante, los valores y la educacion.

      Es doloroso porque somos un país con tantas virtudes, con un alma tan alegre y noble y eso se ha ido destruyendo día a día gracias a estos salvajes que se aprovecharon de las carencias de nuestra gente. Soy huérfana de sueños, porque lo que más amaba era el país que quería construir desde que era pequeña, pero hoy en día para trabajar con las comunidades tienes que vestirte de rojo. Porque me quedé sin fuerzas, y dejé de ser una idealista. Porque entendi que tenemos mucho por lo que pasar todavia para crecer.

    • Andrea 13 octubre, 2013 / 8:13 AM

      Hacía tiempo no leía un comentario tan acertado; opino lo mismo que tu Gabriela, aquí el problema no es la política, somos todos, venezolanos (y extranjeros, yo soy uruguaya) que vivimos aquí. Una anécdota; esta semana estaba en un banco, lleno de gente, yo sentada veo como una niña de unos 12 años que estaba con su mamá en la taquilla, sale caminando y en frente de tooodo el mundo rompe un recibo y lo bota, todos pedacitos en el suelo, adelante de toda la gente, como si nada y sigue su marcha; la mamá ni pendiente. Resumen, ahí vemos la falta de educación desde el mismo hogar. Estuve a punto de llamarle la atención, pero que me quedé callada… Estas cosas así como las que tu mencionas Gabriela, hacen que el país vaya cayendo día a día. Quizás si quienes somos buenos ciudadanos nos encargáramos de llamar la atención a esta gente, hacerlos quedar ‘pegados’ y en verguenza, que se den cuenta que están actuando mal, quizás lleguemos a crear conciencia sobre la importancia de ser un ciudadano correcto, para así tener un país del que podamos sentirnos completamente orgullosos.

      • Maria 14 octubre, 2013 / 9:59 PM

        Estoy totalmente de acuerdo. Smos nosotros los llamados a tratar de modificar conductas. Una anécdota parecida me sucedió en los próceres en los aparatos de hacer ejercicios. Allí dice claramente que no pueden montarse niños menores a 12 años. Pues hay un niño como de 6 años q le dice al papa que se quiere montar y yo estoy esperando, Cuento con 52 años.

        Aun le permito montarse. Pasan mas de 5 minutos, hasta q le digo al padre q por favor me de oportunidad y el niño q no se bajaba hasta q le dije al padre ud no ha leído acerca de quienes deben hacer uso de estas maquinas verdad?Después dicen q uno es intolerante. mal educado. etc. Señores, somos nosotros los encargados de transmitir a nuestros hijos valores para q no siga reinando la anarquía, y si tengo dos hijos uno de 21 reacio ha dejar el país y otra de 17 ya bachiller excelente deportista y con deseos d ser ingeniero. Pero les digo con el dolor de mi alma, daría hasta lo q no tengo para q ellos se vayan de este mi país, el cual desconozco cada día mas. Quiero q tengan calidad de vida y yo poder dormir tranquila de saber q nadie le robara sus sueños, q podrán tener una familia feliz, q podrán invertir en un futuro sin sufrir la amenaza de q se lo arrebaten. Lloraré todos los días, y de poder irme, pues, lo haría también yo.

        Estuve visitando a dos de mis hermanos en España y con todo y la crisis pude disfrutar el caminar por las calles de Madrid y Barcelona. Al principio con la paranoia de q te persiguen o q te intentan robar pero cuando percibes q no es como aca dices Dios todo lo q hemos perdido, porque ????. Por falsos dirigentes de la 1era, 4ta o 5ta república. Porque unos son consecuencias de los otros, y cada dia se nos va la vida tratando de modificar el entorno y ver q las cosas pudiesen ser de otra forma. En estos momentos me llama la atención q estamos haciendo ciclo vías, tenemos las mismas infraestructuras viales de hace aproximadamente 20 años. Es un hecho q hay mucho mas vehículos transitando por toda Caracas y nos quitan canales de circulación para
        hacer dichas ciclo vías. Dios, me pregunto quien se esta beneficiando con este negocio de las bicicletas o construcción de dichas vías o van a legislar de manera tal q ni podremos mantener nuestros vehículos o acceder a ellos. Y nosotros seguimos tolerando y aceptando esto, por eso y otras mil razones quiero q se vayan mis hijos. Pasare a ser una madre huérfana pero feliz de q mis hijos estén felices. Me sentiré realizada de q mi esfuerzo de llevarlos hasta donde los he ayudado, a llegar bien, valió la pena. Esto me dará la fortaleza de vivir sin su presencia y poder mitigar mi dolor por su ausencia.

    • Marìa 13 octubre, 2013 / 2:04 PM

      Esto que dice Gabriela es muy cierto, lamentándolo mucho de verdad pero es así y nos duele porque son nuestros mismos paisanos, que no repetan y no tienen un mínimo de conciencia de ser humano.

    • Erika Flores 13 octubre, 2013 / 4:43 PM

      Eso es lo que NO debería suceder: que un entorno saque lo más perverso y vil de nuestra humanidad, que seamos cada vez mas Mr. Hide en vez de ser más Dr. Jekyll…

    • pilar 14 octubre, 2013 / 10:50 PM

      De todos los comentarios, el más acertado es aquel en el que se dice que el problema somos las personas y que hasta que no reconozcamos que somos el problema, no habra solución…

    • Tony 16 octubre, 2013 / 1:29 PM

      Mas claro no canta un gallo Gabriela! Mientras no cambiemos de mentalidad nuestro pais no valdra medio. Triste pero asi es!

    • Virgilio Reyes (@Virgilio_Reyes) 1 febrero, 2014 / 7:54 PM

      ¡Excelente! He leído todos los comentarios anteriores, los cuales comparto plenamente, pero Gabriela acaba de acertar en la realidad de Venezuela:”El Rolo é Vivo”. La felicito por su valentía en decir la verdad aunque duela. El Chavismo combinado con el comunismo cubano han sabido explotar los sentimientos más oscuros y miserables de los venezolanos. Es la herramienta perfecta para dividir y sembrar el odio, las divisiones y la violencia. Somos una sociedad desunida porque siempre hay alguien que no hace su cola porque se cree màs que los demàs. Y es de familia, porque cuando el padre conduce tomado al venir de la playa con la mujer y los hijos, está dando mal ejemplo a sus hijos… pero ni la mujer le dice nada cuando pasa carro tras carro….
      Y en otro nivel superior no tan domèstico…la bendición-maldición del petróleo. Nuestra opinión como ciudadanos no vale un comino porque lo que pagamos en impuestos es insignificante con relación a los ingresos del petróleo. ¿Y quien es el dueño del petróleo?

      ¿Nosotros?….Nooooo! El Gobierno es el dueño…o mejor dicho, era….porque desde el 15 de diciembre de 1999, cuando ocurrió el deslave en Vargas y ganó el Chavismo los dueños del petróleo venezolano residen en la Habana,Cuba. Ese fue nuestro primer Diciembre oscuro. Ese fue siempre su objetivo, adueñarse de nuestra riqueza y lo lograron a través de dos puentes: El ingenuo-ignorante Presidente que se arrodilló ante los cubanos, y por otro lado, los rolo è vivos venezolanos de todos los niveles quienes piensan que se las saben todas y que sólo se leyeron los capítulos I y II de Mao, más el prefacio e introducción del Capital de Marx, pero que no aceptan que China es hoy en día màs capitalista que Inglaterra y que el Socialismo ruso fracasò rotundamente.

      En fin, regresando al inmejorable artículo de Elizabeth Fuentes, es muy cierto que Venezuela entera es huérfana, pero eso es una consecuencia. La causa está enraizada en la sociedad venezolana y no saldremos jamás del chavismo mientras no resolvamos ese “problemita” y mientras el chavismo siga teniendo ingentes ingresos petroleros segurán atornillandose en el poder y abusando de los ciudadanos. Yo tuve la fortuna de emigrar en el año 2000 con tres de mis cuatro hijos y ya tengo cinco nietos en el exterior. Al menos logré que ellos tuvieran mejores oportunidades y que vivieran en un país en donde se respeta la ley y todos hacen la cola. Puede ser una sociedad màs fría, pero he hecho muchísimos amigos y salgo a la calle si temor de que me asalten. El que se pueda ir, que lo haga. No vale la pena que nadie muera por una causa tan vacía y oscura como lo es el Chavismo y el Comunismo. Es sólo mi muy humilde opinión!

  20. Oskar Torres II 11 octubre, 2013 / 11:39 PM

    Ya estoy listo para irme a finales de Marzo 2014. Después aplicar por mi hermana y mi madre… Esto es peor que el tercer mundo, es un sub mundo. Ganamos en bolívares para gastar en dolares, sin garantías de derecho, de seguridad, de servicios. NADA!

  21. Milena 12 octubre, 2013 / 12:04 AM

    Soy otra huerfana de famila! Siempre recuerdo esto y lo comparto con ustedes:

    Dios cuida de la gente sin patria,
    y sostiene a huérfanos y a viudas.
    Dios hace que fracasen los planes de los malvados. Salmo 146.9 (La Biblia TLA)

  22. Cesar Moreno 12 octubre, 2013 / 4:30 AM

    Yo soy un hijo.. huerfano . Mi abuela murió 15 dias después que me fui. Mama estaba sola. Mis amigos también se fueron de Venezuela. El dia de luto es mi dia de luto también. Ahora me siento mas Australiano. No quiero volver. Es triste. C

    • Jose Gonzalez 14 octubre, 2013 / 2:49 AM

      Disculpa pero me parece que no mereces llamarte “venezolano” en ningun momento ya que el renegar de tu patria y decir que te sientes mas de otro pais no es nada normal. Aparte una cosa es salir por necesidad y otra muy distinta es hacerlo por simple odio a tu pais. He estado en Australia y en Austria aparte de otros paises y asi muchos lo nieguen o no lo acepten jamas te van a tratar como un igual y siempre te veran como el “latino” que llego a donde nadie lo llamó. Adiós.

  23. GLADYS 12 octubre, 2013 / 5:20 AM

    Cuando mis hijos se fueron hace 10 años, la tranquilidad de dormir en paz sin los peligros del país, era mayor que la tristeza de sus ausencias, desde ese momento comencé a prepararme psíquica y fisicamente para irme junto a ellos, lo dejé todo y volví a empezar. España, un país muy difícil para emprender cualquier negocio y menos un empleo cuando las personas adultas no son tomadas en cuenta para nada. Mis hijos me ayudaron muchísimo y me alentaron a salir de Venezuela, país que me dio todo. Me fui con una maleta llena de ilusiones y sueños, pero lo mas importante era estar cerca de mis hijos y mis futuros nietos.. No fue fácil, fueron unos años muy duros, pero no pensar en lo que dejé, fue lo que me ayudó a salir adelante. Viajo cada año a estar con la familia que dejé, salgo de allí muy triste al ver a mi país destruido y sobretodo ver a mucha gente ya sin esperanzas de salir de la pesadilla.
    Solo nos queda seguir luchando y confiar en Dios.

  24. Shirley 12 octubre, 2013 / 5:46 AM

    Es tan triste sentir que no hay esperanza en este país… yo pronto tendré que dejar a mi familia en la misma situación porque como profesional no tengo futuro aquí… Espero que antes de que tenga que celebrar tal día, ya este conmigo lejos de toda esta locura 😦

  25. Paola Otero 12 octubre, 2013 / 5:56 AM

    Sra Fuentes, gracias por colocar las palabras correctas al sentimiento que tenemos en mi familia y en el español que cada vez voy perdiendo más. Mis padres son “padres huerfanos” y cada vez que hablo con ellos siento una constante culpa por haberlos dejado. En nuestro caso todos nos quedamos sin hogar porque ellos también emigraron a otro lado.
    Como comenta una señora que se mudó a Chile, la sociedad a la que nos mudamos es lo que hace que extrañemos más a Venezuela. Un país lo hace su gente. Cuando pienso en volver me pregunto que tanto queda viva de la Venezuela que añoro, si tanta gente se ha ido y el que queda está plagado de preocupaciones y tristeza.

    Gracias por su articulo, no sé si estaría bien con usted si lo traduzco al inglés y lo comparto aquí en Austria.

  26. Erika Roostna 12 octubre, 2013 / 5:57 AM

    Reblogueó esto en El desorden de mis díasy comentado:
    Triste historia que se repite a diario en Venezuela, pero el lado bueno es que, quienes hemos salido, siempre dejamos el nombre de nuestro país en alto…

  27. Maria Carolina 12 octubre, 2013 / 5:57 AM

    Perfecto escrito de nuestra triste realidad.

    Una madre huérfana

    • contrariada (@Contrariada) 12 octubre, 2013 / 11:07 AM

      Y aun es peor tan dantesca realidad que estamos viviendo, que los venezolanos que pueden hacer algo, miran al lado contrario del bolsillo que les estan llenando, ¿Hay patriotas todavia? Tengo 79 años y cuanto daría por tener los brios que a los 25, tenía alardes de no ser ni parecer cobarde, hoy duele ver la indiferencia que sienten los que ignorando la grande que es ser dolientes de un pais que estan dandole sepultura.

  28. relatosdeunamadre 12 octubre, 2013 / 6:22 AM

    Nosotras respetamos el deseo de mamá y papá de quedarse en Venezuela, hasta que un domingo en la tarde papá llamo para relatarme un “pequeño mal momento”, que tuvieron que vivir, los atracaron en su casa y los dejaron amarrados en el baño.

    Ahora los huerfanos son mis abuelos maternos y el dolor de tenerlos lejos es de toda la familia…

  29. Alicia 12 octubre, 2013 / 6:56 AM

    LOS GRANDES CULPABLES SON NUESTROS PADRES. Yo también me fui hace ocho años pero fue por culpa de una sociedad que se la pasa el día entero llorando y haciéndose la víctima, pero que no hace NADA para mejorar las cosas. Sólo con salir a la calle demuestran lo mal ciudadanos que son, pero esas mismas personas son las que después se quejan de la mala situación y van por la vida con cara de víctimas sufridas. Ese es un país de inmorales donde jode todo el mundo. Yo un día me cansé de hacer posgrados, de estudiar idiomas y de hacer cursos de especialización profesional porque entendí que si no tienes amigos en el chavismo o en la oposición no puedes conseguir un buen trabajo. ¿Pero quién es el culpable de todo eso? Nuestros padres, sí, aunque duela decirlo.

    Nuestros padres fueron cómplices (activos o pasivos) de que la corrupción se instalara desde los años 80 en ese país, de que la política del “vivo” se institucionalizara, de consentir a sus niños (ahora adultos) enseñándoles que la “palanca” es una “alternativa” para encontrar un buen trabajo, de justificar cada metida de pata de sus hijos diciendo: “esas son cosas de muchachos”, y de utilizar siempre la frase: “por lo menos mi hijo…” para tratar de hacer ver que su niño bello es mejor que el hijo de su compadre que es un vividor mantenido. Son los únicos responsables de criar una generación acomodaticia, que busca lo fácil, que está pendiente de la parrilla y el BlackBerry. ¿Para qué esforzarse si mis padres dicen que soy el mejor hijo del mundo porque tengo un título universitario sacado en universidades que ya ni aparecen en el ranking de las mejores de América Latina?.

    Simón Díaz lo dijo en la canción de Franco De Vita: “¿Qué le entregarás a tus hijos cuando crezcan? ¡Jamás te lo perdonarán!”. Ahí está lo que nos dejaron, pero siempre es más fácil echar la culpa a los políticos de todo en vez de asumir nuestras responsabilidades como ciudadanos.

    • Chu5s 12 octubre, 2013 / 1:33 PM

      Me obligas a comentar, Alicia. No nos conocemos pero coincidimos en el origen de los males padecidos por todos los que vivimos en Venezuela en algún momento. Madalaganismo y moral laxa, sobre todo si el malandro era familia, pero también con aquel del entorno de donde vinieran los privilegios.

      Yo dejé mi país, sí y no extraño ni una sola de las patrañas que harían falta practicar para vivir como lo hago ahora. Sigo siendo venezolana, además de “ciudadana” algo que nunca pude ser donde nací. Me estoy reconciliando ya con cada cosa que no pude cambiar antes de salir de allá, pues al partir dejé de insistir. Era arar en el mar. Mis sobrinos que siguen casi todos allá, intentarán convecerme de que es posible hacerlo, con un optimismo a medias, ambición enana, así como a regañadientes que es como todo funciona cuando hay tanto que componer.

      La tarea ahora es enfrentar a todos los huérfanos de la Gran Venezuela que viven en el exterior añorando lo que no existe más, y ofreciendo una solidaridad automática a quien fuera que les salga al paso recordándoles pero chico ¿y tú no eres venezolano, pues?

      Hay un límite para todo.

      Sra. Fuentes haría muy bien en hacer como los pragmáticos: seis meses allá y seis meses en lo de su hija. Comprando en Whole Foods, viendo televisión, cine y teatro de otra calidad, y cero encierro, pues no tiene que hacerlo todo desde el apartamento. Consienta a sus niet@s, nunca dejar de enseñarles el castellano y vayamos todos acostumbrándonos a ver lo que cuesta tanto, que remendar a Venezuela es tarea de varias generaciones.

      • Alicia 20 octubre, 2013 / 6:23 AM

        Es cierto: recuperar a Venezuela es tarea de varias generaciones. Es una lástima que perdamos el tiempo echándole la culpa a los demás y nunca asumamos nuestra responsabilidad como ciudadanos. Y es verdad, debemos recordar siempre que somos venezolanos y que es tarea de TODOS levantar a este país. Dejemos de buscar culpables y aprendamos a asumir responsabilidades.

    • Milagros Rodríguez 12 octubre, 2013 / 10:12 PM

      Alicia, quédate afuera con tu rabia y resentimiento que no te dan derecho de etiquetar e insultar a un país entero.

      • Marìa 13 octubre, 2013 / 2:11 PM

        Así mismo es, Milagros. Alicia, que se quede donde está, es muy fácil criticar desde fuera. Es más, no hace falta el que se fue sino el que vendrá.

      • Lourdes 16 octubre, 2013 / 7:36 AM

        Qué lamentable que culpes a quienes te dieron la vida y han hecho todo por tu bienestar, de algo que escapa de las manos del ciudadano común!!! Dale gracias a Dios que tus padres te pudieron sacar de este desastre en que están metidos otros que no han podido salir como tú. Soy madre huérfana de mi única hija y sufro tanto como tus padres deben hacerlo por ti!!

      • Alicia 20 octubre, 2013 / 6:20 AM

        Milagros, la rabia la manifiestas tú (te pones en evidencia con tu comentario).

        Yo no estoy insultando a nadie (¿dónde hay un insulto en mi comentario?). Si la realidad te molesta lo siento. MARIA, con ese comentario (“es muy fácil criticar desde afuera” y “no hace falta el que se fue sino el que vendrá”) estás insultando a todos los que se han ido.

        Tú misma lo has dicho: “no hace falta el que se fue sino el que vendrá”, es decir, según tú, todos aquellos hijos que dejaron huérfanos a sus padres no hacen falta. Repito: tú misma lo has dicho.

        Una lástima que haya gente que opine así de TODOS los que se han ido. Tu conclusión es que no hacemos falta. Qué triste se debe sentir una madre al leer tu comentario. Lástima, mucha lástima.

    • Alejandra Lòpez 13 octubre, 2013 / 4:18 AM

      Muy bien dicho Alicia, que quede claro a ver si entendemos que es lo que está pasando y como cambiarlo.

    • Francisco Bolt 28 octubre, 2013 / 6:19 PM

      Después de leer muchos de los comentarios, me topé con el tuyo y para disgusto de muchos, coincido plenamente; aquí hay un poco de responsables de que el país se haya ido al caraj…, pero es más fácil echarle la culpa a los políticos, pero una cosa que siempre me impresionó es que quienes votaban en Venezuela siempre fue la clase trabajadora, los pobres; la media y media alta y los ricos se iban de viaje bien tranquilos, y nunca se metieron en política pero como disfrutaron de las palancas y de los conocidos. Lo que pasa hoy en nuestro país son las consecuencias de la irresponsabilidad de quienes nos precedieron, no fue de la noche a la mañana que llegamos al llegadero, duelale a quien le duela. Yo al igual que tu me fui de mi país no tanto por el estrés de la política y la delincuencia, sino porque en verdad nuestra amada Venezuela se parece (ahora más que nunca) a un terreno lleno de gente que a un verdadero país conformado por ciudadanos!! Me fui porque de verdad me hartó la sociedad del pantallerismo, el oportunismo y la viveza. No tengo ni rabia ni amargura, simplemente me duele que como país hayamos botado tantas oportunidades que a veces siento vergüenza al ver países más pobres que nosotros pero que son tan dignos porque cuidan y preservan los poco que tienen.

      Lamento bastante lo de la señora Fuentes y quienes han pasado por lo mismo, nosotros los que estamos fuera nos hemos quedado huérfanos literal y físicamente, porque el dolor de la partida ha acelerado la muerte de muchos de nuestros seres queridos o se han enfermado por la depresión, pero usted señora Fuentes tuvo una tribuna, usted pudo hacer bastante para no padecer hoy las consecuencias del dejar hacer y dejar pasar, pero eso ya no importa, creo que a todos nos sale una gran reflexión y si de verdad queremos construir algo nuevo empecemos por enseñar valores a nuestros hijos, y no hacernos los locos porque son “cosas de muchachos” o porque son unos tremendos hijos. Los políticos que tenemos hoy nos los merecemos por acción u omisión.

  30. Mariela 12 octubre, 2013 / 7:19 AM

    Señora Elizabeth, mi nombre es Mariela Diaz-Butler y soy traductora de profesión. Como muchos, yo también vivo en el exilio. Allá atrás quedaron mis quereres, mi infancia y mi cultura. Si usted me da permiso, me gustaría traducir su pieza para mostrársela a mis amigos anglosajones, para que vean perspectivas diferentes de un mismo problema que no sea solamente la mía. Aquí le dejo el link a mi blog para que usted vea mi estilo de escribir, a ver si le gusta. Saludos.

    http://detodounpoco-tribilindiaz.blogspot.com/

  31. Sofía Drumond 12 octubre, 2013 / 8:09 AM

    Excelente artículo Sra. Fuentes, totalmente identificada. Soy madre huérfana de mi único hijo. Tengo sentimientos encontrados… la tristeza, de que no esté aquí, el compartir de cerca sus triunfos, darle ánimo y fortaleza en sus caídas, el no sentir su abrazo y poder ver su cálida sonrisa y hasta nuestras peleas…, Sin embargo tengo la convicción de que está en un mejor país, donde podrá formar su familia, donde el civismo, los valores, el respeto y la honestidad son lo cotidiano y en donde tendrá la oportunidad de crecer tanto en lo personal como en lo profesional.

  32. Vane 12 octubre, 2013 / 8:28 AM

    Desde hace tres meses tengo una tormenta en mi cabeza porque lamentablemente ya vivo una situación que se me está haciendo insoportable: vivir con miedo! Es por esta razón que ya creo que debo salir de aquí. Siempre pensé que enterraría primero a mis padres y luego me marcharía, pero vivir en Venezuela, y más aún en Caracas, ya es insoportable. Tengo el trabajo de mis sueños, vivo en un lugar propio y en una de las mejores zonas de CCS, y de qué me sirve si a las 10 de la noche me despierto por tres tiros que suenan casi en mi oreja porque estaban tratando de secuestrar a alguien que salía de un restaurant; porque vas al cine y si se prende la luz de la sala por accidente esperas el atraco masivo de unos mal nacidos; porque te enteras que en el Centro Comercial que has visitado siempre desde que eras una niña y que todavía lo frecuentas para hacer solo diligencias se cayeron a tiros; porque solo visitas una playa en La Guaira porque en las demás te sientes insegura; porque le tienes miedo a la noche en la casa de la playa de tus padres por culpa de un atraco del que ellos fueron víctimas hace años; porque te das cuenta de que ya no te quedan amigos en este país; porque vas al supermercado y sales amargada por la escasez de productos; etc.

    Lo peor de todo es que siento que profesionalmente todavía puedo hacer muchas cosas aquí, pero valdrá la pena quedarse? O repetiré la historia de mis padres que abandonaron sus países de origen para buscar un futuro mejor (que hace 50 años era en Venezuela).

  33. Maximo Gimenez 12 octubre, 2013 / 8:52 AM

    Excelente reflexion. Si el mandato de los chavistas se prolonga, Venezuela se va a convertir junto a Filipinas, en el pais con mayor numero de emigrantes en el mundo entero. Mi hija es hija unica y ya salio de aqui para no volver. Yo salgo pronto con la esperanza de sacar a mi madre de este infierno el cual en estos momentos no se llama Venezuela. Las condiciones en los paises del exterior no son nada faciles (por xenofobia o falta de gentilicio venezolano), sin embargo parece valer la pena el esfuerzo. .

    • Tommy 14 octubre, 2013 / 9:56 AM

      No se trata ya de nosotros, se trata de la próxima generación, cuando se toma quizás la decisión más difícil de nuestras vidas, asegurar que la próxima generación no se enferme de lo que hoy parece ser normal en Venezuela, criar una generacion en la desgracia de lo que queda como valores, es de alguna manera aceptar y condenar a nuestros hijos a ser los próximos odiados ya que tendrán valores muy bajos de la vida y con la realidad de convertirse en una generación de sangre fria que tendrá un alto porcentage de imitar lo que los rodea, por eso es preferible llorar y partir que contribuir al odio, poca FE y falta de valor por la vida que existe en Venezuela. Ya es asunto de cada quien tomar su decisión. Mis lágrimas son hoy de tristeza, pero algun dia se convertirán en sonrisas y carcajadas para mis nietos y sus generaciones que quizás con mejores valores le puedan dar una mano a los nietos de los que se quedaron. No se trata del amor de patria pues en nuestros corazones siempre estará, se trata del amor por lo nuestro y el sacrficio que hoy nos pone de luto!

  34. Tere Monro 12 octubre, 2013 / 9:46 AM

    Muy buen artículo, expresa lo que sentimos todos los padres huérfanos. Nuestros tres hijos emigraron con sus familias, al igual que en su oportunidad lo hicieron mis padres con nosotros en 1961 cuando llegamos a esta tierra de Dios provenientes de Cuba. Al llegar recibimos todo el cariño y la bondad del venezolano que no tenía diferencias, que era jovial y dispuesto a compartir no importa de donde vinieras respetando al ser humano.

    Lamentablemente las cosas han cambiado y ahora si hay diferencias, rabia, rencor y lo que es peor falta de principios, como dice alguno en su escrito anterior, educación de familia lo cual culmina en la forma de vida que estamos sufriendo. Donde priva el bien y beneficio propio sobre la libertad de obrar correctamente.

    Todas las noches le pedimos a Dios que nos ayude y nos proteja, que nuestros hijos jamás se aparten de su camino y que siembren en nuestros nietos el amor a Venezuela.

    Una anécdota: Hace un año nos visitaron nuestras hijas y al llegar a la casa, una de las nietas de cinco años de edad, que tenía cuatro años sin venir a Venezuela, se paró frente a una ventana y al ver el paisaje dijo “¿Donde está el Ávila?” .

    ¡Que en ningún hogar de venezolanos falte una imagen de La Virgen de Coromoto ni la bandera de Venezuela!
    Si de algo sirve, les propongo que con los pequeños pongan en práctica lo que le digo a mis nietas, ¿Tu quieres que yo vuelva? Entonces me tengo que ir para poder volver! Las dejo pensando y me voy con mi corazón arrugadito, con la alegría de haber disfrutado esos días y la esperanza de volver pronto.

  35. alida 12 octubre, 2013 / 10:06 AM

    Yo como me siento es algo tan fuerte que uno lo siente en el corazón. Mi hijo se fue hace 6 meses a Irlanda Dublin. Yo fui ahorita en septiembre a pasar 15 dias con él. La pasé muy bien pero cuando me vine en el avión sentí que ese país era tan lejos, 12 horas en avión. Dios mío, cuando lo volveré a ver, jamás pense que me iba a sentir así, lo que hago es llorar. El se fue a estudiar el ingles pero siento que no quiere regresar.

    • Francisco Bolt 28 octubre, 2013 / 6:25 PM

      Pues tendrá que regresar porque las leyes de inmigración allá no son ninguna papaya y porque una cosa es ir a estudiar a costillas de Cadivi y otra muy diferente es abrirse camino sin la ayuda del gobierno que tanto despreciamos, hasta en eso somos bien diferentes los “emigrantes” venezolanos en comparación con los demás.

      • Ma.Nieves P.de la Cruz 23 noviembre, 2013 / 1:02 PM

        ….a costilla de quien?….que yo sepa aqui no hay ninguna institucion que regale NADA…..y si muchos padres que nos cuesta TODO….

      • Mario 25 noviembre, 2013 / 1:01 PM

        Yo no comparto la idea de que “el gobierno ayude” Todo lo contrario.. pero estoy de acuerdo con Francisco en q los Venezolanos no saben lo q es abrirse camino. Yo estoy apunto de graduarce en UH (University of Houston) y todo este tiempo he usado la plata de CADIVIS para ayudar a mi familia en Venezuela, siempre les regreso todo lo de la manutencion, mientras me parto trabajando y estudiando, pero soy una en un millon. Aqui ahy viejotes de 23-25 anios q no mueben un dedo, y siguen siendo mantenidos por mama y papa desde Venezuela. . .Los muy brutos no han termiando de enteder que para los Americanos el trabajo forma y dignifica, y q es mal visto q a la hora de buscar empleo con titulo en mano, no se vea en el curriculo ni un trabajo medio tiempo de verano. .. Ellos pensaran “pero q consentido y flojo este manganson” … y es q lamentablemente asi son la mayoria de los estudiantes q prentender “emigrar” .

  36. Elsa Stefani 12 octubre, 2013 / 10:20 AM

    Así me siento yo también!.. Mis dos hijos y mi única nieta se fueron hace poco más de un año. He ido a vistarlos pero hasta ese derecho no los están quitando ahora con estas políticas asfixiantes para pasajes y cupos de viajero.. Me convertí en un muerto andante en mi casa, en la mañana es el peor momento cuando despiertas del sueño y te das cuenta que la soledad está alli y que tus hijos no están a 3 cuadras como era antes para irlos a disfrutar y compartir con ellos aunque sea el domingo!… La depresión, la ansiedad y un vacío horrible se convirtieron en los únicos compañeros de vida, porque ya ni empleos para producir, vivir y olvidarse de esta realidad y poder decir en “tres meses voy”, simplemente porque ni pasajes ni dinero hay!.. Solo la pregunta que ronda ¿Y ahora cuando los vuelvo a ver???… Y cada vez es más lejana la respuesta, más inmensa la soledad y más grande la rabia que se te atraganta en la garganta acompañada de lágrimas en los ojos!… Este gobierno de desalmados, nos robaron hasta la sonrisa de vivir la vejez con el disfrute de los hijos y nietos!… Nos robaron el Alma!

  37. Pavle (@luger75) 12 octubre, 2013 / 10:25 AM

    Vine con mis padres a Venezuela emigrando desde la ex Yugoeslavia (socialismo) (años 70) y aunque me adapté muy bien, sentí en el fondo que en Vzla, aunque es un bello país, ya se notaba una cierta descomposición (matraca de la Guardia y policías, y en organismos públicos era percetible).

    Disfrute mucho y también aporté en actividades deportivas y culturales (guía de turismo). Pero siempre sentía que no me iba a quedar para siempre. Quizás por que tuve una crianza diferente y la oportunidad de viajar. Estaba sintiendo la lenta degradación de gobierno a gobierno en el país, Todo seguía siendo chévere, no te enrolles…. Cuando llegó Chavez al poder se los dije a todos los que pude, que esto se iba a convertir en una Angola, en un Mozambique.. Inclusive les ofreci charlas con mi padres que eran veteranos de la 2da Guerra Mundial. (los chavistas ni hablar, pero nadie te para, ni la gente de la oposición que se creen unos Lech Walesa pero son playboys habladores de cafetín si lo comparamos con los grandes hombres de la historia, sinceramente NPI tienen).

    La gente en Vzla en aquel entonces como ahora lo que le importa es su comodidad y lo inmediato, y ser el centro de atención. Primero yo y luego los demás y si acaso algo les importa el país como bien lo dicen muchos de los comentaristas. SE habla mucho pero se hace poco. Es triste y fuerte lo que les está ocurriendo pero lamentablemente es más un problema de actitud y de mentalidad, varias generaciones de vivapepismo.

    Suerte a los que se van y recuerden todo siempre migra y se mueve. LA HISTORIA DE LA HUMANIDAD ES LA HISTORiA DE LAS MIGRACIONES. Los quiero mucho. Hay un dicho espanhol que dice Quien te quiera te hara llorar. Es un proceso de aprendizaje lo que esta ocurriendo tanto para los que se quedan como los que se van. A donde uno vaya debe adaptarse, aportar y seguir evolucionando.

    • Ghislaine @ Livewithlight. Life Coaching. 12 octubre, 2013 / 7:39 PM

      ¡Qué buen comentario! Me entristece cuando las personas se apegan tanto al pasado que se vuelven ciegos a todas las oportunidades del presente. Como bien dices, en la vida todo migra y se mueve, todo se transforma… un nuevo idioma, una nueva vida es una oportunidad, no una desgracia….

    • Erika (@floreserike) 13 octubre, 2013 / 5:14 PM

      Comparto mucho de lo que aqui dices Pavle.

      Es lo que yo he venido afirmando desde que vivía en Venezuela: Lo que está ocurriendo en Venezuela, es una terrible CONSECUENCIA de la indolencia, más que de la ignorancia, por lo que ha venido ocurriendo por años en nuestro hermoso país. No tiene que ver directamente con una posición política, sino de actitud y de querer que las cosas funcionen como debe ser.

      Jamás pague para sacar ninguno de mis documentos, y la única vez que recibí una multa (en La Trinidad) la recibí sin chistar pues sabía que había cometido una infracción. Es asi de sencillo.

      Cuantas veces me pedían que en las reuniones de Padres y Representantes (Cristo Rey de Altamira) los representara (no uno, sino hasta 5 padres!) dandome cartas donde me autorizaban a decidir por ellos. A cuantas reuniones de condominio no asistíamos sino 8 personas ! Cuantas cosas se dejaron de decidir para el bien comunitario en las reuniones de asambleas de vecinos por no tener el quoruum minimo(!) requerido…

      INDOLENCIA, falta de participación…

  38. Nidya Ordenana U. 12 octubre, 2013 / 11:01 AM

    Casi ni podia leer el articulo xq las lagrimas no me dejaban!! Soy una madre huerfana y este dolor q siento solo otras Madres q viven lo q yo me entienden!!

  39. Marlene 12 octubre, 2013 / 11:36 AM

    Con lágrimas en los ojos y con el móvil en la mano esperando el mensaje de whatsapp de mi hijo que está fuera, me uno a este sentir. Justo todos los domingos nos reunimos un grupo de padres huérfanos para compartir y darnos ánimos para seguir adelante creyendo que fue la mejor decisión que hemos tomado. Pero pa’lante, mi esperanza es que mi hijo se prepare y regrese a reconstruir este su bello país.

  40. Maria Strandberg 12 octubre, 2013 / 11:37 AM

    El problema no es que los venezolanos emigren… El problema es que muchos se llevan sus malas mañas a dondequiera que van y pretenden seguir viviendo de la manera como lo hacían en Venezuela. Conozco a más de uno que se queja porque aquí en Canadá no pueden montar sus rumbas apoteósicas hasta las 5 de la mañana… o porque no se pueden estacionar donde les dé la gana… o porque tienen que hacer cola para todo y esperar su turno.

    • Margarita Escalante 12 octubre, 2013 / 1:04 PM

      El problema amiga María, deja de ser problema cuando los que se van se acoplan a las normas y costumbres del país elegido. Tengo tres hijos y cada uno vive en un diferente país y a mínimo 12 horas de la apoteósica odisea aeroportuaria desde Venezuela. Cada uno se ha adaptado y se comporta como lo hicieron los buenos inmigrantes italianos, portugueses y españoles a mediados del siglo pasado que llegaron a Venezuela en busca de oportunidades. Emigrar no es fácil. Emigrar es de valientes, pero no justifico esta huida … lloro de rabia y desconsuelo.

  41. durado 12 octubre, 2013 / 12:08 PM

    Mis hijos se fueron hace 10 12 años. Estoy feliz de su salida del país.

  42. Alejandro Lopez 12 octubre, 2013 / 12:09 PM

    Los jóvenes de las clases medias se van buscando paz, seguridad, para ellos y sus familias en formación, además de oportunidades de trabajo digno y progreso. A los de las clases populares los matan todos los días. No consiguen trabajo digno y muchos se envilecen ante esta situación, ¿Hasta cuando estaremos en esto?¿Qué quedará de Venezuela después de este desastre?

  43. Bueterfly 12 octubre, 2013 / 1:21 PM

    Yo sali de Venezuela hace 15 años, y estoy en España. Dejé, huerfanos de hijos a mis padres por 13 años. A mi padre le costó mucho dolor, depresión, y para colmo, le empezó Parkinson, siendo trabajador de una petrolera, por mucho tiempo, con un seguro médico, perfecto, antes que entrara Chavez, cambió y lo empeoró. Mis pobres padres lo empezaron a pasar muy mal en el tema de salud, yo sufriendo horrores desde aquí con impotencia, por no poder ir a ayudar, luchando, para conseguir la nacionalidad, para traérmelos, tema duro, para un sudaca, que no le gusta donde está, que añora a su país desde que se fue de él.

    Cuando lo logro y me los traigo en el 2011 llegan felices a Bcn, los 2 agotados del infierno que dejaron. Mi papa coge una neumonía y muere, solo duro 10 días aquí…. Se pueden imaginar el dolor que pesa en mi corazon, la perdida de mi padre amado por culpa del deterioro de mi pais querido por un grupo de personas a quienes no les importa nada Venezuela, sino llenarse los bolsillos…

    No hay un día que deje de pensar en el ayer Venezolano con mi Papa. Estoy presa en este país que no siento mio, y jamás lo sentiré con depresiones, añoranzas.

    Esta es mi historia, gris y fria, llena de un mar de lagrimas…

  44. mariely aguilar v 12 octubre, 2013 / 1:42 PM

    Total y absolutamente de acuerdo con el día de los padres huérfanos.

  45. njubarreto 12 octubre, 2013 / 1:48 PM

    Muy interesante y doloroso tema para muchos, muy personalmente y con todo respeto emito lo siguiente, el ser humano es un compendio de emociones que se disparan en determinadas situaciones que cuando no hay dominio integral nos lleva a tomar decisiones o accionar de forma errada o acertada, el tema de emigracion siempre ha estado en boom en nuestro pais, y el motivo siempre ha sido el mismo, buscar mejor ingreso y capacitación profesional, ahora que pasa actualmente vivimos un tiempo de caos que yo lo llamaría apocalipsis y que si mal no recuerdo ha sido cíclico en nuestro pais, y hago recuento y recuerdo la gaita del año 1989 UN OJO DIMOS del Barrio obrero de cabimas gaita protesta para el presidente Carlos Andrés Perez donde una de las estrofas decía, un ojo dimos para que usted pagara la deuda externa y no para que nos dejara sin comida ni papel tuale, que muchos de ustedes tendrían sus hijos pequeños y que igual enfrentaron y resistieron eso tiempos, ahora porque no quedarse y afrontar y enfrentar a este Gobierno que es igualito a los anteriores, por que dejar atrás a esos viejos que resistieron esos años anteriores por sus hijos, y por último diría, por qué sufrir si ya no tenemos hijos aquí, mejor irnos con ellos……………………………………..

  46. lola 12 octubre, 2013 / 2:11 PM

    Tranquilos que cuando gane Capriles o quien sea que venga a gobernar van a salir todasss las harina pan, leche, mantequilla, etc… el dolar va a bajar a 1Bs fuerte, los malandros van a entregar sus armas y se van a meter a curas, el petróleo se le va a vender solo a Estados Unidos para así ellos mandar todas las empresas y franquicias, transnacionales privadas y no va a existir ni clase media ni baja… Solo clase alta y todos los demás venezolanos que viven en el extranjero planchando, lavando carro, mesero, asistentes y niñeras se van a devolver a tener cargos importantes… y es que esa es la mentalidad del venezolano irse para hacer lo que no hacen en su pais y hablar de lo mal de su pais y es que no hay nada mas triste que ver un venezolano fuera de nuestro hermoso pais hablando pendejadas… porque como venezuela no hay otra oyeron!!!! no hay otra y eso la hace hermosa y ya basta, los gobiernos pasan pero la ignorancia queda!!!

    • victor 12 octubre, 2013 / 3:34 PM

      .
      Despierta….. esa Venezuela hermosa.. ya no existe. Los únicos que la siguen viendo hermosa son los que aún le pueden sacar dinero y ni siquiera pueden disfrutarlo en ella… Salen de viaje para gastarlo porque acá ya no queda nada bueno que comprar, ni a donde salir sin temor a ser asesinado…..

      ¿Por qué hablas con tanta rabia? Si lo que ves en estos escritos solo son muestras de dolor por haberse ido, decisión que no se debe sino a la razón de proteger la vida y buscar un futuro mejor…..

      Tus palabras son solo de resentimiento, las mismas que oigo de muchos cercanos a mi, solo para cubrir la impotencia de no poder irse.

    • Hiro Hinds Paul (@hiberpechiro) 13 octubre, 2013 / 9:39 AM

      Como se ve que no has entendido el sentimiento del escrito, si no eres capaz de entender lo que lees, no pases vergüenza sacando a relucir tu ignorancia y resentimiento, te digo algo más no todos los que emigramos estamos lavando o planchando, hacemos muchas cosas más y aún haciendo esos trabajos podemos vivir decentemente, cosa que en Venezuela, con trabajos de mas categoría, no se puede? ¿O crees que un sueldo de docente o una gerencia media en alguna empresa es mejor que algún trabajo manual en el extranjero?

      Finalmente te digo, en otros países lavar, planchar no son trabajos despreciables, esa es tu mentalidad de Venezolano resentido que menosprecia esos trabajos, te falta mucha cultura para emitir un comentario.

  47. Felipe Jose Garcia Torres 12 octubre, 2013 / 2:15 PM

    Soy madre y abuela huérfana y sé lo que sentimos cuando llegamos a verlos y peor aun cuando regresamos, venimos al calvario de la compu para verlos, sentirlos de alguna manera y llorar cuando nos despedimos… Solo dios me dio 1 hijo pero tuve la dicha de criar una sobrina, pero también está lejos, así que sufro doble… Solo puedo ir cada 2 años por razones obvias del país y los $$ pero pienso que aunque todo cambie ya ellos no vuelven y bueno hay que acostumbrarse a todo en la vida, los pájaros vuelan del nido. Seguiré apoyándolos desde mi trinchera Venezuela porque no me voy, amarlos infinitamente y esperar verlos el año entrante..

  48. Carlos 12 octubre, 2013 / 2:28 PM

    Aunque es sabido “que mal de muchos, consuelo de tontos”, tendríamos que concluir después de revisar algunas estadísticas de emigración de latinoamericanos que este subcontinente esta llenito de padres huerfanos. Los venezolanos somos un porcentaje pequeño de expatriados al comparar con los colombianos, brasileros, mexicanos o centroamericanos…

  49. luis galindo 12 octubre, 2013 / 3:16 PM

    Gracioso, hace dos dias leí algo parecido pero escrito por dos españoles, que resulta que ahora también son inmigrantes, que contaban sus experiencias y de como es doloroso dejar su pais y a los seres queridos. Volvimos a ser nomadas.

  50. gisela golding 12 octubre, 2013 / 3:38 PM

    Quisiera escribir muchas líneas pero es dificil expresar lo que se siente.

    De pequeña me gustaba muchísimo ir al aeropuerto, al pasar el tiempo me gustaba salir del país y viajar, hoy no sé que siento cuando voy al aeropuerto a recibir a mis hijos y a despedirlos, tengo uno en cada continente: Asia, America y Europa. No quiero pensar que será de nuestro futuro y el de Venezuela.

  51. María Fernanda Domingues 12 octubre, 2013 / 3:42 PM

    También somos huérfanos desde hace seis años. Antes no permitía que ellos o mi esposo me plantearan el irme de Venezuela, ahora y a nuestra edad lo estoy pensando seriamente. No sé que haré para subsistir en otro país, pero estoy clara, prefiero barrer pisos y ser libre que vivir aquí arrodillada y con el corazón en las manos. Que el ver a nuestros hijos y demás familiares vivir en paz y con calidad, sea consuelo para nuestro espíritu. Dios les bendiga y les de fortaleza amig@s tod@s.

  52. Rosana Moreno 12 octubre, 2013 / 3:48 PM

    Qué duro escuchar tanta verdad… aunque vivir en un ambiente seguro es algo que me parece una verdadera maravilla, extraño mucho a mi familia.

    Otra hija venezolana de padres huérfanos.

    Saludos desde Zagreb, Croacia

  53. Clau 12 octubre, 2013 / 3:48 PM

    Conozco ese sentimiento en el aeropuerto, pero desde hace algunos meses, después de 6 años viviendo en Italia, regresé… La cosa esta DIFÍCIL en TODAS PARTES, así que a buscar oportunidades en las dificultades.

    ¡Suerte a todos!

  54. Margarita Escalante 12 octubre, 2013 / 4:01 PM

    He leído cada comentario y siendo madre de tres buenos, educados, valiosos hijos que Venezuela dejo partir por no tener nada con que comprar sus incorruptibles integridades, me siento desolada con esta orfandad que nos aqueja.

    Como dice una prima, también ausente: leemos esto con masoquismo… Si, somos masoquistas porque es una dura y honda pena que no se mitiga y buscamos ver en las mismas desgracias ajenas, hurgando, buscando alguna frase que nos aliente, una luz de esperanza para soñar que ellos volverán cuando se acabe esto, a ayudarnos a reconstruir una patria despedazada.

    ¿Hasta cuándo? ¡¡¡HASTA CUANDO!!!! Somos como los sapos dejándonos matar lentamente en agua tibia. ¡Hasta cuándo! ¿Dónde fueron a parar nuestros genes de indio guerrero? ¿Estamos siendo comprados de nuevo con espejos?. Yo no sé cómo hacerlo sola, pero contigo, juntos si podemos. Yo nunca he sido violenta, ¡Pero me están quitando lo mío! Los hijos, la libertad, la integridad física, la tranquilidad. Voy defender lo mío. Voy a luchar por lo mío, no me voy a dejar arrebatar mi libertad y si es preciso, será a uñas y dientes.

  55. Angélica González 12 octubre, 2013 / 4:07 PM

    Todo esto es demasiado para mi “corazón partío”…… sufro y lloro mucho a escondidas de mi esposo, que también emigró de Europa a nuestra querida Venezuela, y quizás por esta circunstancia comprenda más la partida de nuestro hijo… Solo pido a Dios que esto pueda cambiar….

  56. Ricardo Guzman 12 octubre, 2013 / 4:12 PM

    Yo jamás voy a poder entender la tontería esa de decir que Venezuela es un país único, hermoso, que no hay otro como este, etcétera. Siempre que lo leo creo que es un reflejo automático de la negación en que viven los “patrioteros”, de otra manera no lo entiendo. De este caserío salvaje hay que irse. Punto. Hay que salir corriendo, o porque tus hijos están fuera o por lo que sea. Hay que irse porque la otra opción es morir antes de tiempo.

    Venezuela es el único país donde es mentira que nadie se muere la víspera. A Venezuela la olvido Dios, se le perdió en el mapa. Yo no tengo hijos, pero tengo una sobrina a la que estoy loco por convencerla de que se vaya, la única razón por la que sigue aquí es por un noviecito al que estamos gestionándole todo para que se vaya con ella, aunque nos cueste el doble. Que se salven. Por ahora, yo vivo la mitad del año fuera y la mitad aquí mientras termino de liquidar todo lo que tengo aquí. Ese día saldré sin mirar atrás y el día que me provoque comerme una arepa, sé muy bien que podré hacérmela sin tener que hacer cola en un supermercado. Todo el que se pueda ir, debe hacerlo, porque la situación venezolana no se va a solucionar en los próximos 50 años.

    Dejen la tontería de sufrir por este país. Ya dieron todo lo que tenían que dar. Váyanse a disfrutar de sus hijos ausentes cerca de ellos y a disfrutar sus mejores años de vida, antes de que algún amigo bien intencionado de esos hijos tenga que venir a buscarlos a una morgue mal oliente y putrefacta a la que llegaron por atreverse a responder la llamada que ese hijo ausente les hizo al teléfono que ese hijo ausente les regalo en Navidad para que fuera fácil comunicarse con él. Hay que irse y dejar la lloradera por los que se fueron. Hay que irse antes de que cierren la frontera. Antes de que nos metan a todos en la cárcel comunista que ellos están construyendo. No tenemos nada que buscar aquí.

  57. Lino 12 octubre, 2013 / 4:13 PM

    Siempre me pregunté lo terrible que debía ser vivir en un país, como Cuba, desprotegidos, cercenados, despojados de sus propiedades, viendo y vivenciando el abuso de poder, y como día a día toma mas fuerza, sin derechos humanos, sin defensores, sin apoyo de nadie, sin ayuda del mundo, silenciados por su propio destino. Olvidados e ignorados por tantos; en mi profundo análisis de Cuba, también surgieron preguntas, ¿Por qué los Cubanos no se levantan? (protestas), ¿No habrá en Cuba alguien que se sienta dispuesto a entregar una vida por un cambio? (libertad) ¿Los cubanos serán conformistas? ¿Bobos? ¿No podrán pedir ayuda a otros pueblos? ¿Por qué tienen tanto tiempo en esa miseria? ¿Les gustará vivir así? (“en comunismo”) ¿Por qué prefieren morir a mar abierto que morir por una patria? Y así miles de preguntas similares. El punto está que cuba tiene mas de 70 años con esas basuras de gobernantes, pero nosotros los VENEZOLANOS tenemos más de 14 años siguiéndole los pasos, he protestado al punto de arriesgar mi vida y ver como otros también arriesgan las de ellos, he visto gente morir a mi lado víctimas de esas marchas, guarimbas y caserolazos, he visto como salen y salen candidatos hombres que entregarían su vida y su tranquilidad por el cambio positivo de esta patria, Salas Romer, Manuel Rosales, Enrique Capriles, veo como los mas necesitados callan y se conforman por un pedazo de pan (“bienestar”) veo como un presidente ilegítimo hace estupideces y todos nos hacemos eco de esas boberas dejando a un lado lo que verdaderamente importa, lo que nos merecemos, lo que esta 5ta República nos robo, vemos como cada vez es más duro vivir en comunismo, o socialismo, es la misma vaina, como gente mata por un paquete de harina pan, y como gente de poder se calla con tal de estar en esa zona de confort que les brinda el estado, que no es mas que una farsa. Hijos e hijas de jueces, cónsules, diplomáticos etc, mueren a manos del hampa en este país. Este que les da garantías especiales por estar con ellos. Hoy veo con terror como familias son totalmente separadas por ese destino cruel, porque quedarse es solo para el que lo aguante, o para el que está loco. Un día nuestros antepasados llegaron a esta tierra esperando algo mejor, y nos construyeron una patria bella, una familia grande y un humor característico, un corazón enorme una voluntad inquebrantable, un himno que nos arrullaba de niños, una hermosa nación. Y a mi mente viene esta canción que canta mi hermana en la coral infantil “Soy venezolano, que lindo país, soy venezolano quien mas feliz? Orgulloso yo me siento de la tierra en que nací porque no hay otra en el mundo como mi país”. Y con tristeza miro a mi alrededor que ya no queda nada de eso, solo una esperanza de salir al mundo y triunfar en otras tierras mas afortunadas, en regalar a mis hijos una segunda patria, otras costumbres y tal vez otro idioma. Porque lo peor no es lo que pasa en esta Venezuela sino lo que esta por venir.

    • Carlo Mondel 14 octubre, 2013 / 11:29 PM

      Mi pana te equivocas… Venezuela es quizás una de las tierras mas afortunadas del mundo… No culpes a Venezuela de los venezolanos como tu que prefieren llorar e irse y no quedarse y luchar… Usas el ejemplo de cuba… Pero porque no usas el ejemplo de otros pueblos que en situaciones peores a las nuestras hoy en dia son grandes potencias… Muy facil hablar y no hacer nada de pana…

  58. María Eugenia Sánchez 12 octubre, 2013 / 4:19 PM

    Lo que me deja pasmada es la exactitud con la cual se repite aquí en Venezuela la historia cubana después del triunfo del fidelismo; especialmente a partir de Maduro, la receta se está aplicando al pie de la letra. Si no tomamos conciencia de esto y nos negamos a seguir convalidando que a Venezuela la gobiernen los Castro, me temo que con simplemente declarar un día de luto por nuestros hijos emigrados, no le vamos a hacer ni un rasguño a quienes están convirtiendo esto en una réplica de la dictadura cubana; al contrario, declararnos de luto sin hacer mas nada es el mayor símbolo de la resignación y la aceptación. Lo que no puedo explicarme es cómo es posible que el pueblo venezolano este aceptando que un gobierno dependiente, (el cubano) que es sostenido económicamente por otro país (Venezuela) nos domine en todos los aspectos.

  59. María 12 octubre, 2013 / 4:28 PM

    Somos tantos, pero tantos, muchísimos los que estamos viviendo esta terrible realidad, y no somos capaces de cambiarla…….

  60. María 12 octubre, 2013 / 4:42 PM

    ¿No podemos hacer nada para cambiar esto? ¿Nos hemos dejado quitar el país por unos delincuentes?

  61. Karla 12 octubre, 2013 / 4:59 PM

    Nada mas triste para los que estamos afuera que el momento de despedir a nuestros seres queridos! Después de leer esto, solo hay un nudo en la garganta.

  62. tede 12 octubre, 2013 / 5:24 PM

    Elizabeth, acertado tu artículo, pero creo que es preferible esa sensación del aereopuerto que la de esperar a los hijos en la noche en Caracas cuando regresan de la universidad o de rumbear como dicen ellos, de todos modos el corazon encogido pues yo soy hermana y prima huérfana.

  63. José Antonio Carrero 12 octubre, 2013 / 6:14 PM

    Decide, Decido, Soy, Estoy

    Cada cual elige el barranco por el cual tirarse
    y asumirlo como la vida propia.
    Tomar la responsabilidad sobre la propia infelicidad
    no es más que otra decisión,
    Y, desbarrancado, en el fondo llega el duro momento
    de enfrentarse a la puta vida, y decidir,
    ¿la quiero o no?
    Cierta encrucijada, de amor, o de sobrevivencia
    de amor ajeno, o de amor propio
    pero siempre la encrucijada,
    mía, tuya, del otro, o de la otra, y
    [Decide]

    Adónde voy, ya no importa,
    mis pasos se encaminan, autómatas
    a la misma senda que decidí, o no quise decidir.
    ¿Libre? ¿Fui acaso libre para elegir?
    ¿Me metieron en el caminito?
    Pero tampoco puedo olvidar que,
    en su tiempo, pude haber decidido entre
    los vaivenes de la vida,
    o mis propios vaivenes.
    Habrían, y hubieron ellos de decidir por mí,
    ya que no decidí en mi tiempo, en mi espacio,
    no fui capaz de ver con claridad el camino.
    Y ahora, en definitiva, cargo con ello, y
    [Decido]

    Venga, un vaso más, amigo,
    a ver si puedo explicarte lo que me come,
    a ver si puedo explicarte lo que me roe,
    a ver si puedo explicarte el gusano que llevo,
    por dentro, por fuera, por todos lados,
    Y que yo, estatua de sal, y
    [Soy]

    En definitiva, encuéntrate conmigo,
    comparte, mira adentro, sonrisa afuera, corazón duro.
    Siente lo que corroe, el sentimiento que carcome,
    La vuelta a la Patria que cada vez se va haciendo más improbable.

    Lejana.
    Como las siete estrellas que llevo en mi manga.
    Como las siete islas en las que vivo.
    Como la que me ha acogido,
    [Estoy]

  64. José Antonio Carrero 12 octubre, 2013 / 6:23 PM

    Simplemente les copio lo que publiqué el pasado 17 de septiembre en mi FB, cuando cumplí 3 años en Tenerife:

    “Hoy cumplo 3 añitos en Canarias. A esta tierra que me ha recibido con los brazos abiertos, con su crisis y todo, mi agradecimiento inconmensurable: aquí finalmente conseguimos la paz y la libertad.
    A mi trozo de corazón sangrante, Venezuela, tricolor eterno y siete estrellas, mis memorias, preciosamente atesoradas en el baúl de los recuerdos…

    Y a Dios Nuestro Señor, y a la Virgen de Candelaria, nuestras oraciones y más profunda reverencia…”

    Y ya.

  65. Carolina Barreto 12 octubre, 2013 / 7:00 PM

    Yo desde que tenía 8 años quería dejar venezuela, no me gustaba, y no porque mi familia fuera pro yanqui, o pro nada, o porque hubiese viajado, ni nada por el estilo. Leía mucho sí, y sabía que donde estaba, no me encontraba. Desde chica le decía a mi papá que nos mudaramos a otro país y él que si estaba loca… Me costó 32 años dejar venezuela, pero lo haría una y mil veces. Yo dejé Venezuela en Maiquetía el día que dejé el país. Mi apegamiento está solamente en mi familia y amigos querídisimos que dejé allá, que por lo demás, ya han dejado el país también, y daría lo que no tengo para sacar a mi familia de allá, aunque me tilden de antipatriota o lo que sea, pero lamentablemente, mudarse de país no es cosa fácil y tampoco es para todo el mundo…….

    Cada quien es libre de arar su destino y de vivir en el país que quiera. Abrazados a un optimismo que no comparto, como la tablita de salvación que los mantiene flotando, pensando que Venezuela va a mejorar… Ya desde chica, eso se veía a venir…. Yo no extraño venezuela para nada, y mi familia pues lamentablemente no la puedo ver tanto como quisiera, pero así es la vida del que emigra. Muchos acá piensan que porque se vive afuera estamos exiliados, o tristes, o lo que sea. Yo dejé venezuela por convicción propia, clara en lo que quería, sin comparar un país con el otro, dado que cada lugar en el mundo tiene sus cosas bellas y otras no tanto, solo que para mi, mi tierra, mi país, mi hogar, es donde yo pueda salir con traquilidad, con la seguridad que mi hijo volverá a casa, con la tranquilidad de poder estar sentada en un parque sin que me vayan a matar…. Para muchos les debe sonar egoista, pero es mi punto de vista. Yo estoy feliz y en paz, donde mi hijo también esté feliz y en paz. Donde se pueda desarrollar como un ser humano normal, sin el estrés de la violencia que, aunque me digan pesimista, no va a cambiar en venezuela, donde por lo demás se acrecienta cada vez más. para los padres que se dicen huérfanos, si puedes salir de venezuela por períodos largos de tiempo, para ver a los suyos, pues no pierdan la oportunidad de hacerlo, viajen, compartan con ellos en la medida de sus posibilidades, porque a la final, el hogar, el corazón está, donde lo que uno más quiere en la vida, los hijos y nietos, están! Lo demás es accesorio….

    • Liseth Abreu 13 octubre, 2013 / 9:50 AM

      Bien por ti, lograste tu sueño, pero por favor no vuelvas… porque no perteneces acá, sé feliz y olvida, te recomiendo que no leas mas noticias de Venezuela porque te afectan, aunque digas que no quieres al país ¿Leíste el artículo verdad?. Se feliz…

      • Ricardo Guzman 13 octubre, 2013 / 5:52 PM

        Con todo respeto, Sra. Abreu, usted no tiene derecho alguno a decirle a nadie que regrese o no…usted no tiene derecho alguno a decirle a nadie a donde pertenece. El comentario de Carolina refleja exactamente lo que muchísimos venezolanos pensamos. Aunque usted crea que no pertenecemos aquí, la patria no es esta ridiculez de Banderita tricolor y siete estrellas que usted pregona. Si no tiene nada bueno que decirle a alguien, cállese. No se convierta en una razón mas para salir corriendo de este caserío salvaje….

      • Carolina Barreto 13 octubre, 2013 / 8:54 PM

        Claro que me afecta porque tengo a toda mi familia y amigos alla…. PERO eso igual no necesariamente me hace tener una venda en los ojos para darme cuenta lo mal que esta Venezuela y lo mal que seguira. Dejen el romanticismo y pongan los pies en la tierra….. ABRAN LOS OJOS!. La Venezuela que medio era buena se quedo por alla en los 70’s y en años anteriores que yo no tuve la oportunidad de vivir…. Saludos a todos y si no les gustan el pais que tienen, busquen Uds vivir mejor, pensar en el bienestar de su familia, pero no pierdan los mejores años de su vida, arando en el mar. Simple……

  66. mirtha 12 octubre, 2013 / 7:14 PM

    Dios mío…..

  67. Karen 12 octubre, 2013 / 7:18 PM

    Y que hay con los hijos huérfanos, que guapean en el aeropuerto pero lo único que quieren es llorar, que llegan a su nuevo hogar con tantas ganas de echar palante y traérselos a todos, y cuando se dan cuenta de lo difícil que es se derrumban en una depresión, que con cualquier gripecita causa del nuevo clima no hay quien les haga una sopita….

    Vivo fuera 3 años y doy gracias a Dios por la oportunidad que me dio pero si mañana mismo pudiese hacer algo para volver a reunir a mi familia en mi país en paz lo diera todo por eso! Apoyo el día de los padres huerfanos y en el exterior el de los hijos…

    • Andrea 13 octubre, 2013 / 5:40 AM

      La primera vez que me dio gripe fue en la residencia estudiantil, y de vaina no me puse a llorar sacando el scannonne que mi mamá me metió en la maleta, a falta de madre que me haga sopita: (conmemoremos ese dia, yo lo apoyo y algo negro colgaré de mi ventana este 6 de diciembre asi sea una franela fea!).

  68. Fatima Freitas 12 octubre, 2013 / 8:32 PM

    Los Venezolanos que son chavistas responsables de esta CHOROCRACIA, no deberian aprobarles ninguna Visa , y asi se verán en la obligacion de vivir día a día la desgracia que ellos le construyeron a este pais….

  69. Norah condat Torres. 12 octubre, 2013 / 8:53 PM

    Con esta nota, se queda una con el corazón apretadito y las lagrimas corriendo por nuestras mejillas, tengo en Venezuela a mi mamá a mis hermanas, Mencha, Muñeca e Inés, a mis hermanos, Felix, Eloy y Guillermo, a mis sobrinos, a mis sobrinas, y a mis amistades.

    Tengo acá en Costa Rica a mi única hija, a mi esposo, a mi cuñada y cuñado, cada uno con sus familias.

    Después de superar el secuestro express de mi esposo y el intento de robarme el carro, el cual quedó con 3 impactos en el lado del piloto, cuando les tire el carro encima, los ladrones se tiraron hacia los lados y me dispararon, por gracia de Dios ninguna bala me dió.

    Hace 4 años decidimos dejar de jugar la rifa que significa vivir en Venezuela, no se sabe cuando te sale tu numero.

    Hace 4 años estamos viviendo con el corazón en dos países, Venezuela y Costa Rica. Todas las noches encomiendo a Dios a mis familiares y a mis amistades, le pido a Dios que pronto despertemos de esta pesadilla.

    Gracias Elizabeth, por definir lo que todos los que nos hemos ido vivimos día a día. Que Dios te bendiga al igual que a tu hija, y que todos los días reciban su santa protección.

  70. Mirna Sequera 12 octubre, 2013 / 9:20 PM

    Me siento absolutamente retratada en su artículo, son muchas pero muchas las razones para detestar este gobierno pero sin duda el hecho de que mi única hija viva fuera de Venezuela es de un peso aplastante. Excelente artículo.

  71. Miguel Cedeño 12 octubre, 2013 / 10:05 PM

    En Venezuela, no hay una manifestación aplastante en contra del gobierno. Por eso emigro! Porque no estoy de acuerdo con esa forma de vida y la minoría no decide un cambio, electoralmente hablando. Dicen que el gobierno hace trampas, (cosa que creo pero no tengo la capacidad de probar). Lo que si es tangible, es el alto nivel de delincuencia (asesinatos, robos, secuestros, corrupción, etc.) que a diario se padece en el país. El refranero popular es muy sabio y hay un refrán que dice: “Un solo palo no hace montañas” y mientras no haya una unión opositora, estamos perdiendo el tiempo. Solo tenemos una vida, es nuestro tiempo, nuestro único tiempo. No es cuestión de “COBARDIA”, como llaman los gobierneros, ofensivamente a quienes discrepan de ellos, sin ofrecer salida alguna: (si estás en el país haces lo que yo quiera y si te vas eres cobarde). Es que si no estoy de acuerdo con la manera que la mayoría decide vivir, me marcho a donde pueda conseguir para mi y mi familia lo que me agrade. Soy abiertamente opositor al actual gobierno y a la manera como se está viviendo en mi país! Y no tengo que quedarme si no me da la gana y no tengo que callarme porque con eso no le hago daño a nadie! Tengo el mismo derecho a opinar, que tienen los afectos al gobierno. Y me gusta discutir (eso solo pueden hacerlo los humanos) y llegar a conclusiones, sin tener que amedrentar, ni mucho menos utilizar las armas para “convencer” a los demás.

  72. Maria Camacho 12 octubre, 2013 / 10:31 PM

    VENEZUELA es un país de inmigrantes más nunca había sido de emigrantes.

    Es muy cierto, los que migran quedamos sin referencias y pasamos a ser uno más que va de intruso a otro pais. Ahora los venezolanos están capacitados para entender a los que vinieron de otros países. También nosotros dejamos a nuestros padres huérfanos, tambien nosotros sufrimos la tristeza de la emigración.

    • Ataniel 13 octubre, 2013 / 9:27 AM

      Me identifico con sus palabras, soy hijo de italiano y venezolana, y sé lo que le costó a mi padre el tener que emigrar a otro país, dejando a los suyos para hacer una nueva vida, y ahora lo sé mas aún, ya que me tocó salir de Venezuela.

      No ha sido fácil, muchos creen en Venezuela que porque saliste y estás en otro país, estás super bien y no es así, son muchos los factores que se unen, pero la tristeza está presente todos los días.

  73. sachk - Venezolano Resteado!!! 13 octubre, 2013 / 12:41 AM

    Aunque sé que no les va a gustar mi comentario, lo voy a hacer, porque como persona joven de este país me siento identificado… a mi me parece que los que salen corriendo de Venezuela son unos cobardes, que no les interesa el país, esto no va a cambiar hasta que todos trabajemos en conjunto para hacerlo, no saliendo del país a hablar pendejadas en otra parte, y el día que este gobierno caiga (porque lo hará), aborreceré hasta lo más profundo cuando me encuentre a alguien que se haya ido y haya regresado… porque los que nos comemos las verdes trabajando aquí para sacar esa gente merecemos respeto… así que si ud es de los que se fue, no pretenda volver, por favor, y espero que no se encuentre conmigo en la calle…

    • Alejandra Lòpez 13 octubre, 2013 / 5:03 AM

      Me parece bien tu opinión, pero yo no me fui por el gobierno, ni volveré por que se caiga. Me fui por que soy honesta, por que soy una persona sencilla que no creo que mi carro valga más que mi nivel de educación. Me fui por que no creo en clases sociales, y estoy harta de ver como son tratadas las gentes pobres por las que trabajaba. Me fui por que estoy harta de ver como se hacen fiestas y se compran ropa de marca cuando no hay dinero para alimentar bien a los niños o educarlos. Las prioridades están totalmente desubicadas. Me fui porque estoy harta de ver como las mujeres disfrutan se tratadas como objeto, de ver como los niños crecen sin padre, de ver como las mujeres hablan primero de tener niños que de formarse, de ver que los hombres tienen varias mujeres al mismo tiempo y ellas se pelean por él. Me fui porque la belleza natural me parece valiosa, como la mayoria de los paises desarrollados de europa. Me fui por que nunca me copie ni siquiera en un examen, nunca me consideré mas que nadie por tener mas dinero y por que el dinero que tiene mi familia viene del trabajo honesto y el respeto a los demás. Me fui porque me gusta leer y aprender de otras culturas, no solamente ir a la playa y a las montañas rusas de Orlando. Pero me fui principalmente porque conocer la fatídica historia y condiciones en que viven otros paises que nosotros nunca vivimos, me ha hecho entender que nuestra pobreza está en nuestra mentalidad y como a pesar de todo amo mi pais y lo conozco de arriba a abajo, sé que no tenemos intenciones de cambiar esa forma de pensar por ahora.

      • Andrea 13 octubre, 2013 / 8:23 AM

        Excelente comentario Alejandra, el problema de Venezuela está en los valores (o el desubique en la escala de valores) eso mismo me llamó la atención cuando vine a vivir en Venezuela (sí, soy una uruguaya viviendo en Venezuela, por el momento sin planes de irme a vivir a Uruguay). A pesar de todos los problemas, me gusta donde vivo (Mérida) la gente, el clima. También hay muchas cosas que no me gustan (la escasez, la super inflación, apagones) pero sé que no hay nada rosado en ningún país; todo son escalas de grises, incluso en mi Uruguay, un país pequeño con 3 millones de habitantes, está sufriendo día a día del acoso de la droga, delincuencia, etc. También extraño a mi familia en Uruguay, skype es la herramienta mejor que existe, aunque no es lo mismo que estar frente a frente charlando. Pero también debo decir que mi familia política me adoptó como una hija más y los venezolanos (que tanto nos quejamos en esta página, que yo también me quejo de la delincuencia, corrupción y falta de valores de muchos) son un pueblo que siempre recibe con los brazos abiertos a los extranjeros, me han hecho sentir como en mi casa desde que llegué hace 7 años; siendo esto algo que muy pocos países pueden jactarse de ser… un aspecto para resaltar de todos los venezolanos!

    • rosa sanchez yrahola 14 octubre, 2013 / 6:29 PM

      Realmente comparto contigo ese sentimiento porque tambien soy una madre huerfana ,soy catolica y me ensenaron a no sentir odio ni resentimoiento pero esto sobrepasa esos sentimientos hoy mi coazon lo tengo destrozado por la ausencia de mi hija ,ellos me quitaron y me condenaron a solo verla por interne , sin poder tocarla y besar a mi nina por eso no los querre nunca y quiero que lo pagen. Que caiga sobre ellos todo el peso de la justicia humana y la divina , no les deseo la muerte porque solo papa dios es el que tiene el poder pero si! Que pagen todo lo que nos hicieron a las madres venezolanas mi sastifaccion mas grande es sentir esa justicia por todo esto me uno a ud en una sola voz de solidaridad , esto no es para siempre. En este lugar espero verlos se los deseo de todo corazon mente y espiritu y recuerden no podran con nosotras la justicia tarda pero no olvida

    • CARLOS J RODRÍGUEZ B 24 noviembre, 2013 / 1:56 PM

      Si en un supuesto caso estuvieras casado y te toca divorciarte, no volverías a tu casa? No tienes el derecho de volver a casa con tus padres? Te gustaría que ellos te cerrarán las puertas cuando más los necesitas? Lo mismo sucede con el país, si me voy buscando bienestar y no lo encuentro me regreso y punto con todo el derecho que tengo, eso no me hace Venezolano de segunda.

  74. ana 13 octubre, 2013 / 2:29 AM

    muy optimista gracias : (

    • Liseth Abreu 13 octubre, 2013 / 9:38 AM

      Andrea muchas gracias, por querer a nuestro país, ahora enséñales a tus hijos Venezolanos a luchar por lo que tu encontraste acá…

  75. Mariana 13 octubre, 2013 / 2:57 AM

    Soy la 4° hija de cinco hermanos. Naci en Caracas, allí creci, allí estudié, me enamoré y me case… Vi nacer a mi primera hija allí también. Mis recuerdos más felices son allí en mi casa con mi familia y amigos… Pero la desgracia de los hermanos Fadoul me abrió los ojos y me hizo entender que yo no quería ese riesgo para mi hija… quería que ella tuviera aquello que yo tuve en los años 70 y 80… Así que decide irme con el dolor más grande en el alma, porque soy hija de italiano extranjero que también dejó su familia, y dejé a mi madre, a mis hermanos, a mis sobrinos amados, a todos… Son momentos muy difíciles y es verdad estamos más tranquilos pero sufrimos a diario el deterioro que oimos de nuestro pais…

    No crean que irse es fácil, no, no es fácil tener valor para hacerlo, perdí a mi hermano en un accidente y no pude ir a decirle adios… Nosotros somos huérfanos de padres hermanos… de patria, porque ya somos extranjeros afuera y extraños en nuestro propio pais.. Hemos regresado dos veces y siento decirlo pero cada vez a peor…

    Gracias a Dios hemos encontrado amigos, trabajos, colegio y una ciudad excelente.. con sus problemas como en todo el mundo pero con Derechos que se respetan y valores que aún se mantienen. Quisiera volver porque mi corazón esta partido en dos y porque mi país, mi gente, mi familia es única, pero realmente creo que nunca más volveré!!!

  76. Alejandro 13 octubre, 2013 / 4:30 AM

    Me fui de vzla hace casi 7 años. Extraño a mi familia y amigos, pero no a mi patria. Me han pasado muchas cosas de las cuales he aprendido bastante. Lo más triste de todo es que no quiero regresar. Me considero huérfano de país.

  77. Romy 13 octubre, 2013 / 5:40 AM

    Yo tengo ochos años fuera de Venezuela, de mi país, de mis orígenes, de mi familia, cada vez que veo las noticias en Venezuela me pongo triste. Ese país tan hermoso, con gente con óptimos y con entusiasmo, con un carisma que es difícil encontrar en cualquier sitio y este pasando por esto.
    He votado las veces que sean realizado las elecciones, he votado por un cambio para mi hermoso país y para que un día pueda volver con mi familia a vivir allí y disfrutar de tanta gente que tengo y no puedo vivirla ni disfrutarla.
    Una foto o una conversación por el Skype no lo es esto, un abrazo, un beso de esa gente es lo que mas uno anhela

    Dios cuide y proteja a nuestra Venezuela.

  78. Beatriz Cisneros 13 octubre, 2013 / 7:39 AM

    Elizabeth, buen artículo. El término de “padres huérfanos” lo escribió días antes de la publicación de tu artículo, Mariana Marchena en Código Venezuela. Mariana escribió sus líneas “impactada” como jóven por los testimonios de un grupo de madres y padres que hacíamos un taller de escritura con Elisa Arráiz Lucca. Los invito a leerlo a través de este vínculo http://www.codigovenezuela.com/2013/09/noticias/pais/el-club-de-los-papas-huerfanos-elisa-arraiz-lucca-mariana-marchena-tomas-eloy-martinez.

    Tu añadido aporte respecto a hacernos sentir, más allá de en el contexto de un taller, de una terapia o de unas líneas publicadas, me parece importante atajarlo y promoverlo. Más allá de nuestros sentimientos actuales por la lejanía de los hijos, más allá del impacto de la fuga de talentos en nuestra capacidad para construir un mejor futuro, los padres huérfanos terminaremos convirtiéndonos en un problema de salud pública.

    Declaremos el 6 de diciembre pues y tomemos las calles con esa denominación que nos dió nuestra querida joven Marche @pachena32.

  79. Rosanna leon 13 octubre, 2013 / 8:55 AM

    Yo soy una hija huérfana como tantas que nos hemos tenido que ir de nuestra amada Venezuela, pero tengo la plena fe que algun día vamos a regresar!

  80. vanessa 13 octubre, 2013 / 9:09 AM

    Desde hce 6 años mi mamá es huérfana de mi hermana menor, va y viene, ya se gradúa pronto pero igual no quiere regresar, cada vez que viene encuentra todo peor y dice que es lamentable pero está en busca de su futuro y felicidad como recién graduada, cada vez que viene el pasaje es más caro y difícil de conseguir. Es lamentable porque ahora mi mama y yo quedaremos solas, la mayor se irá en enero con sus dos hijas con un padre muerto, aquí quedaremos sola guapeando mi madre y yo hasta que algún día podamos irnos y estar al lado de ellas como cuando eramos niñas que vivíamos todos juntos. Este pais es hermoso, es lo máximo! pero su gobierno lo ha destrozado junto con sus habitantes. Solo nos toca tener fe y doblar las rodillas y que Dios nos agarre confesados 😦

  81. Beatriz Bravo 13 octubre, 2013 / 9:11 AM

    Todos hemos descrito de alguna manera lo maravilloso que es nuestro país Venezuela. Hace muchos a@os viví en Inglaterra, me fui a estudiar ingles.. Pero aprendi mucho mas, de su gente, sus costumbres y su sentir, la verdad tuve la mas bonita oportunidad que todo ser humano quiere tener… y el día que regresé a mi VENEZUELA… Ya más nunca quise irme de allí… no queria ser extranjera en ningún lugar, como dice la cancion…

    Pero nuestro país cambió, los Venezolanos se contaminaron de la maldad importada de ideologías que fueron empobreciendo sus sueños, ya no importa que vayas a una Universidad – ¿para qué? dicen algunos – si el que dirige es el delincuente y toda la autoridad, hombres instruidos en la seguridad del país, son los más corruptos, el de la posición más alta hasta el de más bajo, quiere matraquear, robar, tener ventajas sobre los mas débiles.

    Desde hace 7 años tengo una hija en el extranjero, y cada vez que vengo y me despido, me duele tanto el corazón.. o sea una despedida real… y a la vez me siento feliz (con emociones encontradas), sí, de que haya tenido esa oportunidad de salir. Tengo otros dos hijos, pero solo quieren salir de Venezuela, si tienen la oportunidad de ir de vacaciones, lo que a mi como madre no me hace tan feliz. Cada vez que tienen que salir a un cine o a una reunión con amigos comienza la preocupación, que combato con mi oracion por supuesto, mi unica arma!!… Siempre les digo: “reunanse aqui en mi casa” (aunque sé que esa noche tampoco voy a dormir del trasnocho… pero estoy más tranquila). Pero los jóvenes, diría yo son tan tranquilos y felices que no se dan cuenta que se están quedando sin país.

    Ya estamos cansados, extenuados, de un país donde día a día mueren personas inocentes a manos del hampa desenfrenada o donde cada venezolano tiene una historia de secuestro, atraco, robo con toda clase de armas, quizás dentro de todo esto no es tener que comer, o los articulos de primera necesidad, es no tener la esperanza, de que tenemos que rescatar la patria, no existe lo básico, que cualquier otro pais tiene, lo podemos observar con los países fronterizos: a Venezuela me la están acabando, todo se lo quieren agarrar, de donde vino esa importación de personas que lo que quieren es invadir. No les importa si es un edificio, una casa o un parque, y así como estos, muchos siguen pensando como saquearla y arruinarla, seguimos siendo ciudadanos donde de todo lo malo sale un chiste… Pero eso es parte de nuestro sentir… y sin mala intencion seguimos dandole cabida a los malos… los que decidieron dañar a nuestra Venezuela en nuestras narices.

    Con la mas humilde reflexion, tenemos que seguir luchando, y tener una gran fe y no olvidar a nuestro pueblo, que lleguen a nuestra millones de oraciones, para liberarla.

    “Desde el presente hacia el futuro, espero que todos ustedes hagan que el sol del tiempo sin comienzo, que yace inherente en la vida de cada uno, deslumbre con su fulgor y cree un nuevo y mas esplendoroso amanecer de paz en nuestra VENEZUELA, su pueblo y el mundo” (DI)

  82. Liseth Abreu 13 octubre, 2013 / 9:16 AM

    Buenas a todos, caramba que tristeza me da ese artículo y más tristeza los comentarios, hasta ahora no conozco a un Venezolano que sea realmente feliz en el extranjero, conozco muchos extranjeros felices en Venezuela, pero a los familiares Venezolanos y a los amigos Venezolanos, ¡Como les ha costado!. La crisis del País, si, es definitivamente desmoralizante, peligrosa y da arrechera lo sé, pero señores hay que luchar, ¡si nos caemos, nos levantamos! Ahora si dejamos a los viejos (papa y mamá) solos acá nos va a costar mas levantarnos, y si de paso cada vez que se comunican con sus hijos se desmoralizan, ¡tu me dirás!

    Venezuela necesita a sus jóvenes, a sus chamos, somos la salvación del país. Enséñenles a sus chamos a defender al país, a querer al país, si se los llevan a otro país, lean bien: ni que le ofrezcan oro van a querer a Venezuela porque sencillamente no se educaron en Venezuela. Así que ¡Dejen la tristeza Carajo! Dejen el miedo, estos bichos malos tienen que salir del poder, y vuelvan a pelear por el país que los parió y que tanto los necesita. Que los extraña tanto… Que dios los bendiga a todos…

  83. José Altuve 13 octubre, 2013 / 9:20 AM

    Excelente. Esa es una protesta pacífica y en silencio. Debemos aprender de Gandhi que luchó con el amor y el corazón impulsado por el silencio.

    Estos que dicen llamarse gobernantes, son rufianes y desde el silencio, la paz y el amor, también se combate. Me gusta lo de la fecha.

  84. veneweltDieter Schmidt 13 octubre, 2013 / 9:28 AM

    “Esto no tiene consuelo”. Venezolano nacido en Alemania, acompañé a mis padres (difuntos) a este país teniendo dos años y nunca he salido más. Ahora tengo tres hijas y dos nietos. Hace quince años cuando se lanzó Chavez ofreciendo Villas y Castilas, NO vote por él, porque inmediatamente NO “ME GUSTÓ”, ahora con 62, estoy amarrado a este país y teniendo mis cotizaciones en 1878 semanas, pero todavía sin cobrar pensión todas las semanas. Voy a preguntar al IVSS, me han dado miles de excusas, pero creo y pienso que es por mi apellido, solo falta que me digan, es que usted se llama Schmidt…

  85. damarys 13 octubre, 2013 / 9:31 AM

    Elizabeth Fuentes, excelente escrito…. es una realidad lo que se vive aquí en Venezuela, la inseguridad que estamos viviendo nos tiene los nervios a mil……

  86. Maria Eugenia Quintero 13 octubre, 2013 / 10:34 AM

    Mi mamá dice que cada quien hace de su vida un saco y es así, pero supongo que Elizabeth Fuentes escribió este artículo recién llegada de su viaje y sintiendo la misma arrechera y dolor que siento yo cada día de mi vida desde hace 3 años que mi hijo se fué.

    Detesto desde las entrañas al muerto y su combo de malandros, porque si bien es cierto que los que vivimos en la 4ta, 3ra, 2da, y 1ra república somos responsables de la llegada del muerto Miraflores, ellos son los responsables de este país de viejos empobrecidos en el que nos estamos convirtiendo.

  87. Marie 13 octubre, 2013 / 10:47 AM

    Un consejo por experiencia; en todos los países hay cosas buenas y no tan buenas pero si Ud emigra, debe hacerse a la idea de que ese país es ahora el suyo. Tratar de reproducir a Venezuela y añorar lo que se dejó aquí solo hará más difícil la adaptación. Sé que no es fácil, pero si uno llora por lo que ha perdido, pierde la oportunidad de apreciar lo bueno del nuevo sitio y conocer gente maravillosa.

    Disfruten del nuevo lugar, donde seguro habrá muchas cosas mejores que en Venezuela, pero no la olviden, porque algún día serán necesarios para reconstruirla.

  88. Martha 13 octubre, 2013 / 11:12 AM

    Mis dos hijas se fueron por no tener un futuro aquí. Y solo pienso en que algun día mis nietos no me tendrán cerca. Soy una madre huérfana de mis hijas… Hay que activar el día del luto emigratorio. Mas de la mitad de mi familia y amigos se fueron.

  89. Belkys 13 octubre, 2013 / 11:36 AM

    También conozco padres que aunque sienten la “orfandad” con mucho dolor, la tranquilidad de saber que sus hijos están mejor en el país donde se encuentran mitiga bastante la pena.

    Veamos siempre el vaso “medio lleno” en cada situación, escribamos notas positivas acerca de cuanto bien le ha hecho a nuestros hijos el cambio a una mejor calidad de vida. Sin ánimo de ofender, el artículo está bueno, pero concentrémonos más en sacar lo positivo de esta diáspora.

    A mi hija le partiría el alma verme tan triste cuando se supondría que su cambio de vida para mejor debería de ponerme más contenta. Y yo, por ella, todo.

  90. Carito 13 octubre, 2013 / 12:08 PM

    ¡Wow! ¡Las lágrimas me han inundado la cara!. ¡Emigré de Venezuela hace 8 años en búsqueda de nuevos horizontes!… he aprendido a amar a mi segunda casa, el Reino Unido, país que me abrió las puertas y me llenó de oportunidades. No se imaginan el orgullo de decir que soy venezolana, ¡Y más orgullo cuando las personas conocen a nuestro país! ¡El Salto Angel, nuestras playas, el petróleo! Entonces, en ese momento mis sentimientos chocan entre felicidad y rabia, ¡Porque lo tenemos todo para ser un país maravilloso!

    Por otro lado, ¡Tengo la tristeza de pasar todos estos años sin una navidad con mi familia! Con las gaitas, haciendo hallacas, ¡Cantando y bailando hasta el amanecer! No quiero decir que la paso mal aquí… es muy linda la navidad por estos lados, el frio, la nieve y ¡La gente! Pero les soy sincera ¡A mis navidades les falta su toque criollo!…

    ¡Ojalá que yo pueda ver esa Venezuela que yo tanto soñé!

  91. playera 13 octubre, 2013 / 12:10 PM

    Lloro por los rincones, cuando nadie me ve, mi nieta, que siempre creí que vería crecer, mis nietos que estaría con ellos, que me los llevarían todos los días, los llevaría al cine, al parque, los enseñaría a pintar, todooo eso no lo puedo, ni lo podré tener. Mi hija mayor se fue y nunca volverá a Venezuela. Mi yerno es un ser especial. Estoy tranquila de saber que ella está con una persona muy especial. Las Navidades son terribles, los días de la madre, bueno…. que más puedo decir, el día 6 de diciembre será el día oficial de los Padres Huérfanos Allí estaré.

    Más ahora que ni podremos viajar….

  92. Nadia 13 octubre, 2013 / 2:40 PM

    De verdad es muy triste, yo llevo 10 años alejada de mi familia, estoy en otro país que aunque este ahora mismo también en crisis no se compara con Venezuela. Extraño muchísimo a mi familia y aunque consigas gente buena que te quiera, ese vacío siempre está, y eso queda para nosotros los que estamos tan lejos de todos ustedes.

  93. mirar atrás 13 octubre, 2013 / 3:47 PM

    Buenas tardes, Señora Elizabeth, espero que tenga la oportunidad de leer este comentario, sólo lo dejo como una reflexión, de alguien de apenas 36 eneros, y si es su voluntad, me gustaría saber su opinión, sea esta, a favor o en contra de mi exposición. Primero, quiero solidarizarme con su sentimiento y su situación, y expresarle que así como usted hay cualquier cantidad de personas que nos sentimos mal en diversos grupos de nuestra sociedad, a raíz de este equivocado trance político que nos ha tocado vivir. Pero indudablemente que lo que más me atormenta, me angustia y hasta me desespera, es ver como seguimos hacia el abismo, sin que la mayoría tome conciencia y acciones para evitarlo. Estamos en un juego macabro, donde la mayoría apuesta a un grupo político o a otro, esperando de ambos lados que un mesías, un rey Midas o un Jesucristo venga a salvarnos. De allí que nazcan en nuestra Venezuela, los apoyos automáticos por los políticos de un lado o de otro, y todo este festín que solo los politiqueros de profesión saben aprovechar. Por eso pienso que ni oficialismo ni oposición son nuestra salvación. Somos nosotros los que podemos marcar la diferencia, nosotros mismos podemos hacer que las cosas cambien, y usted se preguntará ¿Y cómo?

    Bueno, la respuesta es sencilla. Cuando dejemos de ser egoístas, cuando dejemos de ver los problemas de la sociedad como un problema de otro, y seamos cocientes de que es un problema nuestro, cuando comencemos a pensar en el colectivo y no en el individuo, así de sencillo. Pero espere, no piense que eso será de la noche a la mañana. No. Porque esta situación que lamentablemente nos tocó vivir, se venía engendrando desde hace más de medio siglo, y producto de los errores de nuestros abuelos y tatara abuelos. Hoy día, nos toca pagar las consecuencias. Pero la esperanza es lo último que se pierde y tal vez nosotros no veamos los cambios, pero de seguro nuestros nietos o biznietos, disfrutarán de una mejor Venezuela…

    Pero les recuerdo, a todo aquel que lea este comentario, que solo si dejamos de ser egoístas lo lograremos, pero no para nosotros, sino para nuestras generaciones por venir, así que quien quiera cambiar esto, que se auto-examine y cambie su actitud ante nuestra sociedad.

    Por último, y antes de despedirme, sólo quiero dejarle estas preguntas:

    ¿Qué hemos hecho cada uno de nosotros por la Educación de todos esos niños y niñas humildes que nunca tuvieron oportunidad de Educarse?

    Otra:

    ¿Qué hemos hecho cada uno de nosotros para ayudar a cada una de esas niñas o adolescentes humildes que quedaron embarazadas o peor aún, por aquellas que corren el riesgo de embarazarse?

    Y la última:

    ¿Qué hemos hecho cada uno de nosotros por esos niños o adolescentes que piden dinero en un semáforo para ayudarlos a salir de esa situación y que sean hombres de bien?

    Es todo, gracias por leer…

    “Más que los actos de los malos, me horroriza la indiferencia de los buenos.”

    Mahatma Gandhi

  94. Alejandra Lòpez 13 octubre, 2013 / 4:53 PM

    Yo puedo decir con orgullo que me fui de venezuela despues de haber ayudado y generado cambios en varios de esos niños y adolescentes de haber conocido gente como yo que lo hace, es lo mejor que me puede haber pasado en la vida es haber conocido de cerca la realidad de nuestra gente y tratar de cambiarla. Pero somos poquisimos y luchando con un mounstro, somos personas humanas con fuerzas agotables, Yo insisto me canse de ser idealista en venezuela, ahora quiero descansar.Por que ademas entiendo que esto es nuestra historia y tiene que pasar e insisto nisiquiera la mayoria de las personas que van a la universidad cuestionan nuestros valores equivocados, menos lo harà el resto hasta que nos de la realidad incluso mas fuerte, como al resto de las naciones del mundo.

  95. july 13 octubre, 2013 / 6:31 PM

    A mi también me dan ganas de llorar, mi hermano y yo, únicos hijos, ¡Dejamos a nuestros padres huérfanos! ¡Yo ya hace mas de 6 años en Alemania y él dos años en Florida! Mi padre murió y no estuvimos allí, apenas llegué 1 hora antes de su entierro para despedirme de él.

    Ahora quedó mi madre solita, ella me visita y yo la visito a ella, pero no es igual, cuando ella después de estar aquí unos meses se va, yo me siento fatal, y mi hija la extraña tanto como yo. A veces hasta ganas me dan de mandar todo al carrizo y quedarme allá con mi madre, desayunar con ella, hablar tonterías, que viera a su nieta crecer. Pero después pienso en el bienestar de mi hijita y el deseo propio de mi madre de que no regresemos a Venezuela, al menos no a vivir.

    Siempre hay tiempo de vacaciones, pero no es igual, yo siempre quise estar cerca de ella, reunirnos a cenar, las navidades todos juntos, ahora cada quien por su lado, mi mamá y yo pasaremos navidad juntas aquí en Alemania, pero extrañaremos a mi hermano por allá tan lejos, aunque sabemos que bien, junto a su familia, esposa e hijo. Pero igual, qué feliz sería vivir todos en la misma ciudad, reunirnos para celebrar los cumpleaños, el día de la madre, ¡la navidad! De mi grupo de amigos de adolescencia, nadie queda en Venezuela, todos están por el mundo, Canada, España, Italia, Francia, USA, Australia, y yo me pongo a pensar qué nos íbamos a imaginar, que conoceríamos a nuestros hijos por skype y facebook.

    Yo tengo fe que mi país saldrá adelante, pero ya para mi es muy tarde, yo la verdad, salvo por mi madre, hasta que ella decida, y sea legalmente posible quedarse aquí conmigo definitivamente, no tengo nada en Venezuela. Siempre orgullosa de ser venezolana, pero ahora este es mi hogar, ¡Aunque un pedazo de mi corazón este siempre alla!…

  96. Rosmary Azzato P 13 octubre, 2013 / 7:02 PM

    Parece un artículo de ficción, pero aquí estamos deseando que cambie algo que es casi imposible, no saben cuánto me arrepiento de haber dejado que mis tres hijos volvieran a pisar nuestro país VENEZUELA.

    Hace unos días camino a su universidad asaltaron a mi hija para robarle una cadenita con recuerdos de su padre que vive fuera y de mi mamá (su tata) que en paz descanse. Ella no quería darles nada, porque eso para ella era muy importante… Además de decirle una cantidad de vulgaridades, también querían darle un tiro. Gracias a la amiga y compañera de estudios que reaccionó a tiempo, se la arrancó y dio y mi hija está aún viva.

    Lloro cada día con angustia y pido a Dios verlos llegar a casa sanos y salvos. Como le digo a mis tres hijos de 27, 23 y 20, que no salgan a trabajar, ni a estudiar, como hacer para que se vayan de nuevo, que abandonen todos sus sueños, trabajos y unos estudios casi culminados que no les revalidan con facilidad por ser de ciencias de la salud y se larguen de un país que adoran.

    Este artículo me tocó en todos los sentidos y no sé qué hacer, como llevármelos a donde sea y comenzar todos de cero. Que nuestro señor nos proteja y nos de la capacidad de hacer lo mejor.

    Saludos

  97. Joanelyn Sanz 13 octubre, 2013 / 7:06 PM

    YO SOY UNA DE ESAS HIJAS QUE DEJO A SUS PADRES HUERFANOS EN LA BARBARIE DE PAIS QUE NOS ESTA TOCANDO VER Y A ELLOS VIVIR… SOY DE LAS QUE LLORA EN LOS RINCONES POR EXTRAÑAR Y POR MIEDO DE QUE ALGO LES OCURRA Y LLORO AL LEER ESTAS LETRAS PORQUE ESO ESTA PASANDO EN CASA EN LA REUNIONES. CADA VEZ HAY MENOS JOVENES, MIS TIOS ESTAN EN LAS MISMAS….Y NOSOTROS LOS QUE ESTAMOS FUERA DE NUESTRO NIDO TRATANDO DE SOBREVIVIR ESTAMOS HUERFANOS DE PADRES AL CUADRADO, LOS BIOLOGICOS Y LA PATRIA, EL PAIS, EL CIELO, TU TIERRA.

  98. María de ermoli 13 octubre, 2013 / 7:19 PM

    Dios esta arriba y para abajo ve.

    Se hará justicia.

    ¿Creerán que son eternos?…..

  99. olga 13 octubre, 2013 / 9:21 PM

    Sí, ¡Es una muy dura realidad! Al poco tiempo de irse mi hija a vivir fuera, cuando aún no habia entendido este vacio/dolor, se murieron mi mama y mi esposo ;(

  100. LAIDELIS 13 octubre, 2013 / 11:42 PM

    …QUE TE PUEDO DECIR YO TAMBIEN SOY UNA MADRE HUERFANA.. DOS LARGOS AÑOS SIN VER A MI ÚNICO HIJO (SOY MADRE SOLTERA) Y LO VEO SOLO POR SKYPE (GRACIAS A LOS ADELANTOS TECNOLÓGICOS!!).. SIN DARLE NI UN ABRAZO NI UN BESO… MIEDO A LA INSEGURIDAD, AL ADOCTRINAMIENTO, A LA FALTA DE OPORTUNIDADES ETC, ETC ETC …. GRACIAS X TODO FIDELLLLLLLLLLLLLL.

  101. Hector 14 octubre, 2013 / 12:41 AM

    Es la triste realidad que vive tanto el “padre huérfano” como el hijo “extranjero”. En mi caso soy venezolano y viví un tiempo en USA, donde aprendí además del idioma, que un país progresa y puede salir adelante solo con el trabajo honesto de sus ciudadanos, el respeto por los demás, el respeto a las leyes, el orden y muchas cosas más que por ahora prefiero obviar. En el artículo se habla del padre Huérfano, situación por la cual pasaron mis padres cuando me fui, pero no se habla del “hijo Extranjero” del cual les voy a comentar un poco, luego de disfrutar el hecho de ganar más dinero en USA que en mi país, sentirme seguro (recuerdo que las casas no tenían cercas de alambre ni con electricidad ni de púas), como es común ver aquí en Venezuela, trasladarme al trabajo en un carro convertible último modelo, y todo lo bueno que me falta por mencionar disfrute en USA, un día escuche una canción de Franco de Vita llamada “Extranjero”, (no estoy seguro pero creo que se la dedicò en buena parte a su padre), con la cual me empezó a sentir como identificado, sobre todo la parte que dice que “un extranjero nunca tendrá patria”, me hizo reflexionar sobre qué era eso que sentía que me hacía falta para ser feliz en USA, bueno con el tiempo seguí escuchando esa canción hasta que después de ir a USA y regresar a Venezuela varias veces, termineéde comprender, que me estaba convirtiendo en un extranjero en USA y un extranjero en mi propia patria, ya que cada vez que venia sentía una especie de distanciamiento con las cosas, la comida me parecía un poco extraña y a pesar de que disfrutaba el desorden y la impuntualidad de mi país antes de irme a USA, me sentía incomodo cuando en Venezuela alguien me decía nos vemos a las 4 y se aparecía a las 4:05, en fin cuando estaba de visita en Venezuela tenia la sensación de que también era un Extranjero.

    Si piensan que la decisión de migrar de el país de uno a otro que este económicamente mucho mejor es difícil, les cuento que tomar la decisión de regresarse luego a su país de origen a sabiendas de que la situación empeoró es muchísimo mas difícil, en mi caso fue esta la que tomé, pero a toda costa “evité quedarme viviendo toda mi vida como un extranjero”.

    Actualmente vivo en Venezuela entre lo bueno y lo malo que sucede a diario, salgo muy poco en la noche porque la inseguridad no lo permite, pero cuando me encierro en mi casa puedo jugar hasta tarde con mis hijos y dedicarles más tiempo, en Venezuela mi salario no me alcanza para comer los chocolates “Amano”, “Amedei”, Valrhona y Pierre Marcolini (en USA me alcanzaba y me sobraba plata), pero me conformo cuando voy a Choroni y me llego en una lancha hasta Chuao, para disfrutar de chocolate hecho con el mejor cacao del mundo (por cierto este año Amedei creo que compro la mayor parte de la cosecha de Chuao para sus chocolates), y con menos de 50 bolos me compro una barra en el supermercado de Chocolate blanco ICOA (mi preferido) de chocolates el Rey catalogado como el mejor chocolate blanco del mundo; ya no tengo un carro convertible como en USA, porque de verdad mi salario me alcanzo de vaina para un carro compacto 2010 y quedé endeudado hasta el cuello para poderlo comprar, pero bueno con 3 bolos lo pongo full de gasolina y todavía mis amigos me dicen que tengo suerte de tener tremenda nave, ya no puedo ver los partidos de grandes ligas en vivo pero bueno en un Caracas-Magallanes por lo menos el 40 % de los jugadores juegan en las grandes ligas así que puedo seguir viendo beisbol del bueno, salir a comer en un restaurante un fin de semana me resulta costosísimo y ya casi un lujo pero bueno la situación me llevó a valorar lo bien que cocina mi esposa y a compartir más tiempo con ella, mis hijos y mi esposa están locos por que los lleve a USA a conocer la nieve pero solo recordar que me tocaba todo el invierno en USA levantarme en las mañanas a quitarle la nieve al carro del vidrio con la palita de plástico me da frio así que los llevaré si Dios quiere pero cuando falte una semana para que termine el invierno para que conozcan la nieve y si es el caso cuando inauguren el teleférico de Mérida los llevare también, cuando voy a votar en las elecciones voto por el candidato de mi preferencia, porque con toda la presión psicológica o amenaza que me haga cualquier político o persona todavía en este país el voto es secreto y como dicen por ahí “el que persevera vence”.

    En fin al regresar a mi país pareciera que hubiese venido a grabar la segunda parte de la película “de Mendigo a Millonario”, claro que en este caso seria de “Millonario a mendigo”, porque gano una decima parte de lo que ganaba en USA, pero con todo lo bueno y lo malo que estoy viviendo en mi país me levanto a trabajar duro todos los días con la esperanza de que las cosas cambien y salgamos de este atolladero económico, porque soy de los que piensa que en una economía de mercado puede existir también bienestar social, salud, educación, buena alimentación, viviendas dignas, solo es cuestión de administrar bien los recursos y no inventar fórmulas mágicas basadas en economías ya fracasadas, pero para esto tenemos que seguir luchando día a día por lo que queremos y gracias a Dios
    Que hoy vivo en mi país y puedo decir desde lo profundo de mi corazón un refrán que se me ocurrió cuando regrese:

    “El mejor País del mundo para vivir es el país de donde uno es”

  102. Aylex Hakuai Araque 14 octubre, 2013 / 5:36 AM

    Que dolor tan grande el dejar a la familia, a la patria, las costumbres… desde una Venezolana que lleva fuera mas de 12 años… no es nada facil dejarlo todo… aunque a veces tenga sentido el irse por motivos de seguridad tanto laboral como física, la realidad es que la sensación de no pertenecer nunca se pierde. A todos ustedes quienes comparten tanto dolor…besos y abrazos

    • Yosemith 15 octubre, 2013 / 2:08 AM

      Con toda mi admiración y respeto por los padres huérfanos y los hijos extranjeros que francamente han hablado con el corazón en la mano. El comentario que más me gusto fue el tuyo hector, porque es triste saber lo que el resto del mundo piensa de en lo que ahora se ha convertido nuestra Venezuela, pero mas doloroso aún es saber lo que sienten los Venezolanos que por una u otra razon, validas todas, decidieron irse. Comparto contigo que nada se compara con el calor de la familia, los momentos compartidos con nuestros padres y hermanos, los cumpleaños, navidades y hasta las perdidas que créanme son menos dolorosas cuando son compartidas con la familia. Es lógico pensar que las prioridades cambien cuando se tienen hijos pero yo quiero dejarles una Venezuela mejor y libre cuando los tenga, que sean Venezolanos y que a donde vayan se sientan orgullosos de serlo, por eso yo me quedo en Venezuela y haré todo lo que pueda por mejorarla….

  103. vivilu 14 octubre, 2013 / 8:48 AM

    Este artículo lo tuve que terminar de leer en dos tandas, de un solo tirón me pareció durísimo, es demasiado lacrimógeno… me siento reflejada. En unos meses formaré parte del numerosísimo “club de padres huérfanos”, no hallo como huir de tal drama. Mi segundo y último vástago se graduará de bachiller y dejará el nido. Por un lado duermo tranquila sabiendo que mi hijos estarán lejos de tanta desidia e inseguridad, pero por otro lado tengo un hondo hueco en mi corazón perdiéndome su tránsito hacia la vida adulta, sus dudas, sus gripes, sus amores, sus éxitos… Los oportunistas han desplumado a mi pobre país. ¿Es que fuimos tan inconscientes que no nos dimos cuenta que la tan cacareada viveza criolla se ha contagiado a tal punto que ha terminado por destruir lo poco que nos quedaba de decencia en este país? ¿Qué le ha pasado al venezolano, que antes salía a luchar día a día con su humor, su ingenio, generosidad y cálida sonrisa levantaba su país sin distinción de razas, credo, posición social o tendencia política? Sino hacemos algo ahora en este país pronto habrá puros viejos, viendo a sus hijos (nietos) y a su vida pasar en la ventana de una computadora.

  104. Gustavo 14 octubre, 2013 / 9:29 AM

    Lamentable, yo soy uno de esos que no ha sentido todo lo que se expresa allí, me invade la impotencia, la tristeza de ver como cada día somos más quienes tenemos la firme convicción que afuera podemos hacer y lograr lo que acá no hemos podido lograr… profesionales que cada día vemos lejos un futuro, mientras dejamos atrás una vida y una historia a medio terminar… incertidumbre y duda, culpas endosadas, odio y temor por todas partes.

    Hoy al leer y ver este video me doy cuenta que ya no tengo amigos, que muchos se han ido, que 5 años de universidad se convertieron en lucha constante… que muchos aún están en el nido por la imposiblidad de adquirir uno propio, que el ir y venir es en camionetica, que la tarjeta de crédito es una suerte de pasaporte, que la comida si la encuentras es a través de una cola y que el bono alimentario es para lo que alcance y no para lo que necesitas en realidad… Fuerte abrazo

  105. Yeniffer 14 octubre, 2013 / 10:14 AM

    Nosotros los que emigramos también nos sentimos huérfanos, con el dolor de ver a nuestros hijos crecer lejos de sus abuelos y el miedo de regresar ni si quiera a visitar porque pueden secuestrar a nuestros hijos o robarnos las maletas cuando ni siquiera hemos llegado a casa. Es un terror y un dolor que debemos a toda esa gente.

    Pero eso hace que la familia se una más. Yo extraño mi pais, pero el de
    15 años atrás.

  106. Natalia 14 octubre, 2013 / 10:28 AM

    Totalmente identificada con el tema y con los comentarios de Erika Florws y Gabriela.

    “La decisión de irse es la misma que la de quedarse: DIFICIL…”

    “Irse de Venezuela es más que por la política. Es por todo, es por el venezolano. Si hay un rojo bueno, por ese hay 10 o 20 corruptos. Si hay un opositor bueno por ese hay 5 o 10 con ansias de robar. Si hay un sólo venezolano al que le duele su país, hay 100 que se comen la luz roja, que se colea en una cola, que sobornan un fiscal, un policia, un militar; que es ladrón, que es secuestrador, que es estafador, que raspa el cupo cadivi estafando al estado, que te vende los productos regulados en precios altos o que de frente no te los vende (si es que los consigues en algún lugar)”

    • Carlos Herrera 14 octubre, 2013 / 2:23 PM

      Me imagino que tú no estás en la lista de los 10 ó 20; tampoco en la de 5 ó 10. Ah, tampoco en la de los 100.

      O sea, tu eres la única a quien le duele el país y pienso que te fuiste y ahora andas pregonando que fue lo que quedó aquí. ¡Que lástima! En verdad, eres digna de admiración…

      • Gabriela 14 octubre, 2013 / 8:28 PM

        Yo vivo en Venezuela, amaba mi país: los mocosos que andan trompo y juegan metra, el joropo me rompe el alma y el himno me saca lágrimas. Soy andina, las montañas de Venezuela son para mi la cosa más genial. Pero 4 robos en la puerta mi casa, denunciamos todos los vecinos con nombre a dos de los ladrones (los conozco desde pequeños, vivo en un pueblo). La policía nos dijo: dejen de estar denunciado de esa forma si no quieren que les metan un balazo a uds mismos. Carlos, seguramente te han atracado dime algo: ¿tu hiciste algo para mejorar esa situación? ¿Le diste alguna lección moral al ladrón cuando te robo? (si no te han robado núnca o no has pasado por situación parecida COMPRENDO TU OPINIÓN COMPLETAMENTE DE DESCONOCIMIENTO DE LA SITUACIÓN QUE PASAMOS EL 99% DEL PAÍS)

        ¿Yo me puse a analizar qué causa ésta situación, por qué robar? Mi mamá es profesora y me dijo un día: yo imparto conocimientos y en mi salón trato de impartir por lo menos el respeto, no se pierde ni un color, pero los educadores son los padres; y mientras un profesor le dice a un niño sé honesto, un papá le dice dígale al profesor que no hizo la tarea porque tenía gripe no le vaya a decir que se le olvido o que no quiso.

        Nadie es perfecto, lo admito, pero de tener que sobrevivir en un país a punta de mentiras, corrompiendo mi integridad como persona, teniendo que pasarme una luz roja para que no me robe el motorizado y raspando el cupo cadivi para tener dinerito extra que necesito, chamo de pana yo prefiero irme, porque sé que afuera, aunque tampoco será perfecto, la gente no tiene la cultura que vivir estafando es la única forma.

  107. Maria 14 octubre, 2013 / 10:59 AM

    No nos lloren. Por favor, no lloren nuestra partida.

    Nos fuimos con el corazón hecho una pasa y sin saber cómo salir adelante sin ustedes. Pero con el orgullo de haber pasado nuestras vidas en un paraíso en la tierra. Como la infancia que pasé con mis hermanas y amigos, jugando en parques verdes de una urbanización caraqueña. Y aunque no volví… luego de 5 años, 4 idiomas, dos carreras, noches sin dormir estudiando y trabajando, 400 amigos del mundo y una mochila desgastada después, sigo recordando las arepas de la mañana, el Avila asomándose en mi habitación, los gritos de mi mamá para bajar a desayunar, las gaitas de Diciembre, mi padre buscándome todas las tardes en el colegio, paciente, mis amigos-hermanos… las colas interminables, los domingos en la misa, el calor de mi hogar.

    Nos fuimos, pero nuestra misión va más allá de intentar – y lograr – conseguir un futuro mejor. Nuestra misión, en el idioma que nos toque hablar, es compartir con el mundo entero lo que nuestro país un día fue. Nuestra misión es demostrar con orgullo de qué estamos hechos los venezolanos: de valores, de esfuerzo, de constancia y alegría, de mezcla de razas, de ritmo, de calidez y de mucha, mucha inteligencia.

    Yo me fui hace tiempo, pero siempre tengo mi bandera dondequiera que voy, y cada éxito logrado, se lo dedico a todos esos padres que nos dieron la educación y los valores para poder brillar y dejar en alto de donde venimos.

    No nos lloren.

  108. betty 14 octubre, 2013 / 11:22 AM

    Habemos tias y hermanas huerfanas…

  109. irma nieves 14 octubre, 2013 / 12:49 PM

    Totalmente identificada

  110. Nelo Rodriguez 14 octubre, 2013 / 1:45 PM

    Yo, el próximo año, creo que me voy a convertir también en padre huérfano. Se me van dos hijos de tres.

  111. Carlos Herrera 14 octubre, 2013 / 2:04 PM

    Yo quisiera que cada quien que ha escrito sobre el tema se pregunte:

    1) ¿Cuanto contribuí, una y otra vez con mis acciones y omisiones, a la instauración del régimen que ahora no sólo tiene huerfanos a mis padres, familiares o amigos, sino que también los tiene arruinados o en el mejor de los casos descapitalizados?

    2) Aparte de escribir, lamentarme, convertirme en extranjero y vivir mi propia vida, ¿Qué es lo más efectivo que puedo hacer para contribuir con la terminación del régimen?

    Si la segunda respuesta no es “votar a como dé lugar en cada oportunidad”; entonces es mejor que te quedes callado y digas para tus adentros: Estoy siendo irresponsable y hablador de bla..bla..bla..

    • Nathaly 14 octubre, 2013 / 8:40 PM

      Mi respuesta es: yo personalmente soy consciente y a mi alrededor más cercano discuto cualquier falla en este sentido. ¿Pero qué puedo hacer realmente dime? Votar es la solución más absurda cuando ninguna parte representa lo que conviene al país: corruptos actuales contra ex-corruptos con ganas de volver a ser corruptos. ¿Tú qué haces?

    • Esly Verano 14 octubre, 2013 / 10:36 PM

      Pues… yo recuerdo haber marchado muchas veces, haber “tragado” gas del bueno (muchas veces), haber tirado piedras, protestado cuando las cosas eran injustas. También recuerdo haber visto a panas del liceo/universidad muertos en la acera (y un largo ETC.). O sea, yo sé que hice mi parte (y muchas veces), y estoy seguro que muchos aquí, en este foro, lo han hecho también. Aunque ahora estoy bien lejos (en Australia) me consuela saber que hice lo posible por mi país, recordar y decirme a mi mismo “yo sé muy bien que le eché bolas, y voté, y marché, y grité, y me arreché, y blah blah blah”.

      Lamentablemente, una sola persona no puede hacer la diferencia, ni 10, ni 100.

      Yo (así como muchos) me podría identificar como el que mas le ha dolido el país, pero, nuevamente, yo solo jamás cambiaré las cosas. Por otro lado, TODOS juntos SÍ podemos hacer la diferencia. Y he ahí el gran problema. ¿Cómo ponerse de acuerdo?

      En uno de los comentarios anteriores, alguien dijo que por cada 1 honesto hay 10 corruptos. Nada mas cierto.

      En fin, me gustaría decir muchas cosas y descargarme escribiendo, pero a la final siempre a uno lo critican de una manera u otra. He dicho que me he esforzado, pero ya vendrá alguien a decir que “no lo suficiente” … ¿no?

      Algún día nos vemos por allá =)

    • Daniel 15 octubre, 2013 / 12:59 PM

      Suerte con eso, se te irá la vida votando…

  112. gisela Morales 14 octubre, 2013 / 2:24 PM

    Hoy me tocó la segunda historia con mi segundo hijo que se va, se describe tal cual. Acabo de dejarlo a las 8am en el aeropuerto destino a Londres quedándome triste y con el corazón a punto de explotar sin poder ni querer contener 1 sola de mis lagrimas. Lo peor fue al llegar a casa y entender que ya no está ahí. Bueno queda un profundo sentimiento de pérdida porque se va hoy aquel niño que arrulle con la cancion de detras del arco iris, crié amamante y cuide en todas sus etapas y sé que quizá no vuelva y si vuelve es de visita y otro brillo en sus ojos que quiza desconozca……….. a mis hijos que sepan que el corazón es uno solo y el calor de mis abrazos se mantendrá intacto para su regreso.

    • Kid Cervantes 26 noviembre, 2013 / 3:26 PM

      Gisela, siéntete feliz que tus hijos son echaos pa’ lante! Le están echando pierna a la vida.. y esa es la Ley de la vida… Es difícil claro…pero es la ley de la vida… y definitivamente eso es mil millones de veces mejor que verles la vida truncada.. asi que siéntete orgullosa que pudieron hacerlo y llevar tu legado con ellos..

  113. Francisco Leon 14 octubre, 2013 / 2:43 PM

    Todo es tan cierto, yo soy uno de esos padres. Tengo 3 hijos, 2 viven el exterior y el otro se acaba de graduar, trabaja conmigo y siempre habló de quedarse, pero ya decidió irse por todas las razones descritas.

    Que tristeza es nuestra realidad.

  114. rosa sanchez yrahola 14 octubre, 2013 / 3:43 PM

    Realmente comparto contigo ese sentimiento porque tambien soy una madre huérfana, soy católica y me enseñaron a no sentir odio ni resentimiento, pero esto sobrepasa esos sentimientos hoy mi corazón lo tengo destrozado por la ausencia de mi hija, ellos me la quitaron y me condenaron a solo verla por internet, sin poder tocarla y besar a mi niña por eso no los querré nunca y quiero que lo pagen. Que caiga sobre ellos todo el peso de la justicia humana y la divina, no les deseo la muerte porque solo papa dios es el que tiene el poder pero sí que pagen todo lo que nos hicieron a las madres venezolanas, mi sastifaccion mas grande es sentir esa justicia por todo esto. Me uno a ud en una sola voz de solidaridad, esto no es para siempre.

    En este lugar espero verlos, se los deseo de todo corazón mente y espíritu y recuerden no podrán con nosotras. La justicia tarda pero no olvida…

  115. Luis Guzman 14 octubre, 2013 / 3:58 PM

    Estupendo, triste pero real. Yo también voto a favor del ‘Dia de los Padres Huerfanos’ (6 de Dic).

  116. Mary Carmen López 14 octubre, 2013 / 8:02 PM

    Eso es lo que a mi me espera, mi hijo también se me va, pero lo prefiero, porque sabré que estará mejor que aquí. No puedo parar de llorar de sólo pensar lo que lo voy a extrañar, pero lo prefiero así. Yo también colgaré en mi ventana esa bandera de luto por una patria a la que adoro pero en la que no se puede vivir.

  117. suspiro 14 octubre, 2013 / 8:07 PM

    Yo apenas soy una chica de 25 años, casada, pero sin hijos… mi familia entera se fue, mis padres y 2 hermanas, con mis sobrinos, a quienes amo con locura…. Mi esposo y yo decidimos quedarnos, luchar por nuestro pais, por nuestra tierra, nuestro hogar. Decidimos que no iban a poder con nosotros, con nuestros sueños, con nuestras ganas de progresar en casa. Hemos estudiado y nos hemos preparado para salir adelante… Tristemente hoy mi esposo a la hora de nuestro almuerzo me dice: amor ya no podemos vivir aqui, tengo miedo, por ti, por mi, por lo que viene… debemos irnos… quiero lo mejor para nuestros hijos, y es evidente que aqui ya no hay nada….

    Con mucho pesar abandono mi pais… pero no a mi gente….

  118. Adriana Chacon de Leon 14 octubre, 2013 / 9:29 PM

    Conmovedor articulo, y el video ni hablar!! Es tan triste el panorama que se avecina que tememos por nuestra familia, por el futuro de nuestros hijos, por el país que nos estan arrebatando…

  119. Gabriela 14 octubre, 2013 / 10:28 PM

    El día más duro es el día que te despides con un “hasta pronto” en el Aeropuerto de las personas más importantes de tu vida. El dolor de tener que separarte de tu día a día, tus costumbres, tus amigos, el sol, todo lo que es habitual, porque sientes que tu país no pudo brindarte las oportunidades que merecías, es una pena que vamos aprendiendo a manejar. Hace casi 4 años vivo en Chile y mientras Dios me dé fuerzas, seguiré orgullosamente siendo embajadora de mi país, la Venezuela de todos los que allí nacimos, la de la esperanza y la solidaridad.

    INFINITA GRATITUD al suelo que hoy me alberga, que jamás me ha hecho sentir extranjera, que me adoptó como una hija propia y del cual estaré eternamente agradecida, por ofrecerme la oportunidad de hacer realidad mis sueños y brindarme alegría. Espero mientras tanto por cada Diciembre para abrazar a mis seres queridos, y en el brindis de año nuevo solo le pido a Dios que en 365 días estemos reunidos nuevamente los mismos que alzamos nuestras copas en señal de unidad.

    Que Dios bendiga a todos mis compatriotas Venezolanos que salieron a buscar sus sueños en tierras lejanas, así como a sus familias, que oran y nos echan la bendición sin importar la distancia que nos separa.

  120. Kanda 14 octubre, 2013 / 10:59 PM

    La palabra huérfano desde mi punto de vista, queda corta para lo que sentimos. Tengo físicamente fuera de mi país 5 años, pero mentalmente 14. Desde un principio supe que algo terrible le venía a mi bella Venezuela y así fue. Muchos hablan de que tomamos el camino fácil, pero es que no saben lo que dicen. Es muy doloroso dejar tu país, pero es aún más doloroso no poder traerte los tuyos porque simplemente existen barreras legales que no te lo permiten. Jamás encontrarás en otro país lo que tienes en el tuyo, pero prefiero tener lo que me ofrece este país en vez de lo que me ofrece el mío.

    Cuando vamos de visita mi hija no entiende como es que no podemos salir a caminar por un parque, o por qué tenemos que hacer cola para comprar harina o pollo, por que no podemos hablar por celular mientras están en un semáforo o por qué robaron a su papa apenas llego al aeropuerto de Maracaibo.

    Señores, el sufrimiento es de parte y parte. Sufro todos los días por no poder tomar a mi familia y brindarles todo lo que yo estoy viviendo. Cada vez que mi mamá dice que va al banco, sabemos que estamos hablando de 2 a 4 horas según el trámite. Venezuela ya no es la misma y pasará mucho tiempo para que lo sea. Sólo le pido a Dios que proteja a los que aún están allá, que les de la oportunidad a los que quieren salir, que facilite las leyes para que quienes podemos traer a nuestros familiares lo hagamos y sobre todo que iluminé, guíe, eduque a los que tienen a Venezuela en sus manos. El rancho está en la cabeza y mientras muchos sigan pensando que el hacer cola es normal, nunca sabrán que no lo es. Mientras se alegren que después de haber estado dos o tres horas en una cola para conseguir pollo, no lograron conseguir uno si no dos y se sienten victoriosos por ello, jamás entenderán que eso es una necesidad básica que debería estar cubierta y que es tu derecho de escoger el que tu quieras no el que ellos quieran. Pero sólo será hasta que les toque el momento, que entenderán que siempre estuvieron equivocados!!

  121. Carlo Mondel 14 octubre, 2013 / 11:20 PM

    Que porqueria de articulo.. Que facil ha sido para muchos venezolanos asumir, no solo una actitud de indiferencia por tantos anios respecto al pais que venia ya en decadencia desde antes del chavismo, sino tambien una actitud de derrotismo antes las circunstancias actuales.. Es muy facil llenarse la boca en decir que Venezuela esta muerta… Que Venezuela esta condenada… Que VeneZuela no hay futuro.. Y como venezolanos no hacer absolutamente nada mas que arrepentirse y irse de la tierra que les dio la vida… Aqui comparan el hecho de perder a un hijo por situaciones que no podemos controlar a perder a un hijo , que se va del pais no solo por la crisis actual, sino por el envenenamiento que los padres ejercen sobre sus hijos desde infantes a que tienen que abandonar su tierra sin mas… A que tienen que irse a otro paises aportar desarrollo y conocimientos mientras Venezuela se hunde mas… Es muy facil seguir culpando a los gobiernos de lo que esta sucediendo… Pero donde esta la cuota de culpabilidad de esas generaciones pasadas que no solo no hicieron nada… Sino que ahora pretenden que los nuevos jovenes tampoco hagan nada para que el pais surga… Patetico venir ahora a llorar y llamarse padres huerfanos y culpar solamente al gobierno de nuestro fracaso real como sociedad y como pais… De esa falta de identidad que por decadas ha marcado sobretodo a las clases medias.. A los padres de estas clases medias que ahora se llenan de lagrimas por la partida de sus hijos y por la situacion irreal que tenemos.. Venezuela esta mal.. Es cierto.. Pero ello se debe a ser un pais falto de amor comprension identidad nacional y sobretodo por tener ciudadanos como los muchos que han publicado en este foro y la misma escritora de este articulo… Llorar no resuelve nada cuando nadie hizo nada por prevenir o en dado caso solventar nuestra realidad… Muy facil irse y quejarse.. Y sentir hasta superioridad por estar afuera… Pero que diferencia seria quedarse y luchar por nuestra tierra… Uno de los paises mas hermosos y ricos del mundo… Hasta pena deberia darnos por haber permitido llegar a este punto… Imperdonable diria yo!!… Sigan llorando y sigan sacando los frutos del pais para que otros se los coman… Yo actual estudiante de ingeniera en eeuu… Me preparo no solo para ser mejor en mi profesion… Sino tambien para regresar a mi tierra amada y luchar porque algun dia Venezuela salga de la crisis y demuestre a todos aquellos que la abandonaron que dicha accion fue no solo cobarde… Sino el peor error de su vidas…Yo elijo ser como alemania despues de la segunda guerra mundial… Yo elijo ser como japon despues de dos bombas atomicas… Y me rehuso ser como los cubanos miamineros resentidos y ahora muchos venezolanos cobardes que se esconden en sus lagrimas en vez de aceptar la culpa que tienen por la actual realidad del pais… Que ahora viven como la llorona lamentandose por lo que fue o no pudo ser… Yo elijo luchar y quedarme… Elijo irme para mejorar y regresar para compensar a mi bello pais por todo lo bueno que me ha dado… VIVA VENEZUELA!!

    • Maria 18 octubre, 2013 / 11:03 AM

      … y pafff!! Te pegan un tiro por hablar de más en el celular…

    • Francisco Bolt 28 octubre, 2013 / 7:04 PM

      Excelente, adhiero totalmente tu comentario, hay mucho habla paja en este foro y muchas lagrimas de cocodrilo, pero cero asumir la responsabilidad que nos cabe por el desastre de país que tenemos!!

  122. Mo 15 octubre, 2013 / 7:50 AM

    Yo sé que mi comentario alterará un poco sus sentires… Soy una de las pocas hijas que dejan su egoísmo (muy justificado) y regresa a su país juntó a su familia… El irse de este país es todo lo que dicen y es 100% cierto… Se vive en un pánico constante a diario gracias a unos pocos mal nacidos… ¿Como vivir tranquilo en otro país cuando tu familia sigue aquí? ¿Pero saben que es lo peor? ¿Qué te llamen que alguno de tus familiares o peor aún que un padre o hermano murió y tu estando lejos no poder hacer nada… Lamentablemente mi sentido familiar es muy alto y decidí no dejar sola a mi familia en medio de este infierno… Venezuela es el mejor país del mundo, la idiosincrasia del venezolano es lo que jode este país… Y este infierno no cambiara sí uno no cambia, cada venezolano … Se qué es misión imposible, pero me quedo en mi país a pesar de mis otras dos nacionalidades, mis padres escogieron Venezuela, aquí me quedo luchando y tratando de cambiar las cosas desde aquí …

  123. Alejandra Lòpez 15 octubre, 2013 / 8:24 AM

    Carlo Mondel, me parece que no deberías ser tan agresivo, aunque tengas razón en algunas cosas. Eres joven y cuando yo tenía tu edad pensaba como tú. Pase 15 años de mi vida cambiando cosas. Pero con la experiencia aprendí que no somos como Alemania después de la guerra mundial, somos la Alemania que se equivocó y monto a Hitler en el poder y tuvo que pasar muchos años equivocándose y haciendo desastres y guerras. Para luego de ser invadida por otros paises, dividirse en dos, mil procesos super complejos, para poder generación a generación aprender como mejorar y que cambiar. Como luchadora social que soy, te puedo decir que Venezuela como sociedad no ha llegado ni siquiera a comenzar a cuestionarse sus valores, como por ejemplo su estructura familiar y la visión de la mujer y el hombre que generan muchísima pobreza. Entonces quien se quede tiene que asumir que eso es lo que hay. Ninguna sociedad ha cambiado en menos de 60 años, y menos nosotros. Entonces quedarse en Venezuela no es para cambiar, es para estar allí sufriendo en proceso y quizás hacérselo menos duro a los tuyos, a los cercanos, por que mi vida, si revisas un poco la historia del mundo a Venezuela es que le quedan cosas por pasar para poder aprender.

  124. María Piña 15 octubre, 2013 / 10:15 AM

    Se me hace un nudo en la garganta, no quisiera dejar huérfanos a mis padres, pero, pregunto, ¿habrá otra salida?, ¿qué será de mis pequeños hijos en este país?. Dios, cuánto admiro a quienes han tenido la fuerza para irse, no es fácil, qué triste me siento con lo que estamos viviendo.

  125. David 15 octubre, 2013 / 11:11 AM

    Irse es una cobardía, yo soy joven y mis padres quieren que también deje el país, pero no me pasa ni por un segundo esa idea por la cabeza. Es mejor estar acá y pelear, que irse y ser servidumbre del primer mundo. Saludos.

    • Carlos 15 octubre, 2013 / 6:19 PM

      Hola David.

      Te pregunto: ¿Alguna vez haz salido a conocer diferentes culturas y países? ¿Haz experimentado vivir libre sin miedo, temor de ser asaltado, incertidumbre, escasez alimentaria, posibilidad de avanzar en la sociedad si eres una persona honesta y educada? Donde eres respetado como persona no importa tu clase social.

      ¿Haz experimentado ser la servidubre del primer mundo? ¿Y me puedes decir tu edad?…

  126. MORAIBA POZO 15 octubre, 2013 / 3:01 PM

    He estado tentada a escribir algo semejante, pero tampoco deseo desgarrarle mas el alma a los hijos, sobrinos, amigos-as de mis hijos, hijos-as de mis amigos-as que ya pasaron a formar parte de la diaspora + grande y esparcida que ha tenido VENEZUELA en toda su historia/ EL NUDO en el alma no me permite ahora, decir mas/ GRACIAS ELIZABETH por interpretarnos a TANTOS!/ DIOS TE BENDIGA y a nosotros!

  127. Diana 15 octubre, 2013 / 7:32 PM

    Si irse de un país es cobardía, entonces la humanidad fue construida por cobardes ya que los procesos migratorios han ocurrido desde el principio de la humanidad. Inclusive el indígena más indígena de nuestro país llegó por un proceso migratorio.

    También, cuantas familias y países han prosperado gracias a las migraciones. Cada proceso migratorio tiene sus causas y sus factores, pero todos somos hijos de la migración, por lo tanto todos somos familia de la cobardía.

    Soy hija de inmigrantes, a quien le enseñaron que lo importante es vivir con ética y moral, para ser personas productivas a la sociedad en la que se vive.

    Sí, es duro ver como la familia y los amigos ya no están, pero su esencia se mantiene sin importar el destino que cada uno haya tomado. Los que nos quedamos aprenderemos a vivir sin la presencia de tanta gente querida y apreciada y los que se van aprenderán una vida de obstáculos pero también de dicha y alegrías.

    Un abrazo a todos los que se han ido y a todos los que han venido a este país para ser parte de él.

  128. oscar 15 octubre, 2013 / 8:52 PM

    Que triste y rara sensación se debe sentir al llegar a casa y ver vacias, la(s) habitaciones que ocupaban tu(s) hijos. Por estos 15 años de atraso, odio, división, inseguridad, etc. ¿Qué nos paso en todo este tiempo, nos lavaron el cerebro de un modo tal, que ya nos estamos acostumbrando a vivir así, con las migajas que de una forma muy bien estudiada nos ha dado este desgobierno que tenemos? ¿Donde quedó el o los venezolanos combatientes, los militares de carrera (no de un partido, ni de un 15 y último) que por menos que esto ya hubiesen incendiado este país, sin importar los muertos de bando y bando. Suena horrible, pero para mi es preferible a dejarle MI PAIS a una cuerda de sinverguenzas, ladrones de cuello ROJO ROJITO. Qué triste y rara sensación…

  129. sofia 15 octubre, 2013 / 10:44 PM

    Soy hija de inmigrantes que fueron adoptados por esta generosa tierra venezolana… ellos jamás se hubieran imaginado que a su descendencia le tocaría emigrar porque el país que con tanto amor ayudaron a construir se hunde en la podredumbre, el desamor y la miseria humana….

  130. Norma Zabala 16 octubre, 2013 / 8:12 AM

    Escape de la miseria humana e intelectual que abunda en Venezuela. Emigré. Todos los días añoro a mi patria bella, violada y ultrajada por comunistas apátridas e irresponsables, corruptos e incompetentes, que han hecho de ella, un país inseguro, pobre y hambriento. Seguiremos luchando desde el extranjero, para una Venezuela mejor. Hay esperanzas. No soy cobarde, tampoco masoquista. VOLVEREMOS.

  131. Giovanna.. Una Hija! 16 octubre, 2013 / 11:15 AM

    Uhmmm, leo esto y reflexiono un poco como una hija que no se ha ido, y que no ha dejado a su madre huérfana…. Y pienso, medito y reflexiono…

    Existe una promesa obligada, exigida, anhelada, venerada, buscada de manera obsesionada por muchos, soñada, etc. etc., que es “…hasta que la muerte los separe” y es que el repertorio que lo antecede es “te acepto como mi legítimo esposo, para amarte y respetarte, de hoy en adelante, en lo próspero, en lo adverso, en la riqueza, en la pobreza, en la enfermedad y en la salud, hasta que la muerte nos separe”… y me pregunto, ¿No debería ser ésta una promesa con la cual deberíamos también comprometernos como hijos al nacer, con la persona que realmente nos cuidará, amará de una manera única hasta que la muerte nos separe?

    Definitivamente la situación del país ha llevado a muchos a tomar decisiones drásticas en sus vidas, pero la realidad es que esto no es nuevo, ha pasado siempre, solo que ahora la cantidad de personas aumenta, y no critico esto, solo es una reflexión de una hija.

    Si bien cada quien hace de su vida lo que quiera, también es cierto que del otro lado quedan esas personitas abnegadas y sacrificadas que han dado su vida, juventud, salud y amor para criarnos y hacer de nosotros personas amadas, y que en situaciones como las que vivimos en Venezuela, sacan fuerzas de donde no tienen para aceptar este tipo de decisiones de parte de sus hijos.

    Y no es raro, porque es que ellas si darían la vida por sus hijos, y harían cualquier sacrificio por ver mejor a sus hijos, sacrificios como verlos partir a otro país en busca de algo mejor (cosa que no les garantiza nadie, pero es una apuesta), pero, ¿qué pasa del lado de uno como hijo?.

    ¿Qué piensa un hijo al tomar una decisión como esta? Y es que trato de imaginarme yo tomando una decisión como esta y me nacen muchas preguntas… ¿Y es que mi madre sería más valiente para quedarse en Venezuela y no yo? ¿Mi futuro es más importante que el de mi madre? ¿Por el simple hecho de ser más joven que ella tengo más derecho de vida de irme a otro país para estar mejor que ella?

    ¿Es que ante cualquier mala situación, la solución siempre será irme y dejarla? Después de haberme regalado su juventud para hacer de mi lo que soy hoy, debo dejarla en su vejez cuando más me necesitará por irme a otro país a estar mejor que ella? ¿No merece ella disfrutar ahora de mí cuando ya no necesita cuidarme sino disfrutarme, que yo la consienta, que ella pueda ver el fruto de su amor y de su sacrificio, de que sea yo quien la cuide? ¿Se merece pasar ella su vejez sola? ¿Ese futuro que voy a buscar en otro país es tan valioso como para privarme de la compañía y el amor de mi madre? ¿Voy a conseguir en otro lado el amor que esta mujer me da y que me hacen sentir viva cada día de mi vida?

    Obviamente todas estas y muchas más son preguntas muy personales, y al final mi única respuesta es “sí, acepto hasta que la muerte nos separe”, y no por obligación sino por amor.

    Quizás si fuese madre también sacrificaría mi vida por la de un hijo, y más allá del dolor preferiría verlo mejor en otro país y no en este que cada día está peor, pero no soy madre, soy una hija, que simplemente sueña con ver a su madre feliz y ser feliz junto a ella.

    Ley de vida, egoísmo, país, Venezuela, destino, decisión, mundo, política, seguridad, cualquier palabra forma parte de una razón, de un motivo, de una forma de vida, de una experiencia, de una infancia bien o mal vivida, de formas de pensar, de diferencias, de estilos de vida… de vidas propias… todas respetables, no cuestionables, no criticadas, no objetables… solo pensadas desde el punto de vista de una hija.

    ¡Es simplemente la Vida…!

  132. Yelitza 16 octubre, 2013 / 11:34 AM

    Día de luto buena idea…… yo tengo a mis hijos aquí pero por su seguridad y mi tranquilidad me gustaría que se fueran lejos de este infierno que estamos viviendo, gracias a la ROBOLUCION.

  133. diegogilmora 16 octubre, 2013 / 2:32 PM

    Reblogueó esto en El blog de Diegoy comentado:

    “Yo sí quiero que se vayan todos, como aquella consigna que nació en Argentina. Desde los que no tienen vergüenza para renunciar hasta los que carecen de cojones para botar a los ineficientes. Ya va siendo hora de que comencemos a serrucharles el piso voto a voto”.

  134. Malena 17 octubre, 2013 / 9:44 PM

    He leído con mucho detenimiento este articulo mas de una vez, y me parece que no puedo quedarme callada. Soy una madre huérfana. De verdad. Mi hijo fue asesinado por un malandro motorizado (probablemente un policía) que quiso robarle su auto nuevo. Desde entonces yo estoy muerta por dentro y a veces creo que por fuera. Entonces me encuentro esto y me pregunto, con todo respeto: ¿no es un poco frívolo? ¿no es un poco exagerado? ¿no se refiere a un asunto demasiado banal? ¿llamar huérfanos a padres que despiden a sus hijos en el aeropuerto, se compara con padres que despiden a sus hijos en un cementerio?

    Y entonces me respondo que sí, que sí es demasiado frívolo. Que mi hijo se habría salvado si yo no me hubiera empecinado en mantenerlo aquí, estudiando en la Universidad Metropolitana porque quería para él una excelente educación. Que se habría salvado si en lugar de una educación, se hubiera empeñado en forjarse una vida, cualquiera que fuera, en algún OTRO lugar del mundo. Y ustedes se quejan de tener sus hijos estudiando en el extranjero…. que gran equivocación, que enorme error, que exagerado.

    Alégrense, sus hijos están vivos y bien, y esas lagrimas que ustedes vierten en Maiquetía, duran hasta la próxima conexión a Skype. Las de los miles de padres que lloramos diariamente la ausencia irremediable de nuestros hijos a manos del hampa desbordada, no se secan nunca. No hay conexión a Skype con el cielo. Me perdonan, pero me parece exagerado e irrespetuoso que ustedes se sientan huérfanos de hijos. Por lo menos sus hijos los llamaran el próximo Día de Las Madres.

    • Maria 18 octubre, 2013 / 11:21 AM

      Mis más sentido pésame señora Malena por su pérdida y terrible dolor. A este punto no hay palabras, esto no es ley de vida, que una madre o padre despida a un hijo. No existe consuelo. Lo lamento yo desde lo mas profundo de mi alma, y como hija exiliada que soy, solo puedo hacer lo mejor que puedo y dar lo mejor de mi en una tierra que quizás no sea mía, pero en la que vivo con la alegría de tener calidad de vida, y que mis padres puedan dormir tranquilos sabiendo que yo, aquí lejos, estoy muy bien.

      Que Dios tenga a su hijo en su santa gloria, señora Malena, y que la bendiga a usted y a su familia.

    • Francisco Bolt 28 octubre, 2013 / 7:13 PM

      Señora Malena, mi más sentido pésame y permitame felicitarla, dio en el punto, no solo el artículo es exagerado en su título sino en el tratamiento y sobre todo porque quien lo escribe tenía tribuna y no en un pasquín de pueblo sino en El Nacional y nunca, pero nunca la vi jugarse la vida para que estos bárbaros no llegaran al poder, comparar la orfandad o el duelo de alguien que ha perdido un hijo como usted con uno ausente, y sobre todo a costillas de CADIVI, es en verdad un insulto, mis respetos para usted.

    • Kid Cervantes 26 noviembre, 2013 / 11:40 AM

      totalmente de acuerdo… no puedo imaginarme tu dolor… Oro sin conocerte por un poco de paz en tu alma

  135. Rodolfo Sánchez 17 octubre, 2013 / 9:52 PM

    Bravo Elizabeth!

  136. Dikson 17 octubre, 2013 / 10:50 PM

    Los problemas están presentes en todos lados. Si en el siglo pasado los valores morales eran mejores ¿Cómo pasó la primera guerra mundial y la segunda guerra mundial?

    Los problemas de la inseguridad y violencia, se propagarán también por EUROPA y ASIA, ya que este planeta está asfixiado. Aunque admito que los europeos y asiáticos son más organizados.

  137. Carlene malavé 18 octubre, 2013 / 8:57 AM

    Mi hermano se fue a México hace 4 años, logramos traerlo el año pasado en navidad, para alegrarle la vida por una ratico a mi mamá, él insiste en que nos vayamos, que esta pronto a alcanzar su residencia, y nos puede tender la mano mientras nos acomodamos, pero a pesar de ser jóvenes mi esposo y yo, no queremos abandonar nuestras raíces, nuestro país, nuestra gente… me niego a entregarles a unos pocos lo que nuestros abuelos y padres construyeron para nosotros… me niego a entregarle el futuro de mi hijo a unos pocos … aún hay esperanza y en mis oraciones pido que Dios tenga misericordia de nosotros.

  138. Angela Yanes 18 octubre, 2013 / 9:32 AM

    Al igual que tu, muchas otras y yo estamos pasando por la misma situación. En mi caso mi hija en USA y mi hijo en Inglaterra. Ambos profesionales buscando mejorar su vida. Pero mis lágrimas son por mi, por no poderme quedar porque ellos están bien tienen calidad de vida. Están seguros.

    Saludos

    Un abrazo

    Angela Yanes

    • carla 18 octubre, 2013 / 2:24 PM

      Buenas tardes para todos…. Leo cada una de las opiniones y lamentos y no puedo evitar que mis lagrimas salgan y una a una con mas pena que las otras…

      Tambien mis dos tesoritos tuvieron que irse, ahora no solo ellos, llegaron los nietos y el dolor se acrecenta, puedo identificarme con las personas que esperan una llamada, que suene skype o un mensajito al tlf… ¡¡Dios mío!! ¡Será que nuestras vidas se reducen a lamentarnos y no vamos a hacer nada!, yo salgo a todas las protestas y en cada una de ellas suena mi cel, mis hijos saben que estoy ahí luchando e intentando no tener que salir de mi PATRIA, no quiero hablar un mal idioma, no quiero sentir frio despiadado, quiero comer lo que desee en mi PAIS y mas aún, deseo que mis hijos regresen aunque sea de visita, no quiero estar lejos el día que mi madre se tenga que ir…

      ¡QUE TRISTE SE CONVIRTIERON NUESTRAS VIDAS DESDE QUE LLEGO ESTE MAL A VZLA, ES HORA DE DECIR FUERA! y buscar todas las formas de protesta para sacarlos.

      Espero que todos hagamos el 6 de Dic un dia conmemorativo…

      Saludos para todos…

  139. suilingbuono 19 octubre, 2013 / 1:59 PM

    Reblogueó esto en suilingbuonoy comentado:

    Excelente.. Sin palabras.

  140. Joven venezolana. 21 octubre, 2013 / 8:22 PM

    Hola, leí todo y me entró un tremendo sentimiento. No soy madre, mucho menos abuela. Soy apenas una chama cursando su último año de bachillerato pero me siento identificada con esto pues lamentablemente el año que viene, me toca irme del país. Me toca irme de mi casa, y no porque quiera, sino porque mis padres en la medida de la situación y necesidades prefieren dejarme ir y formarme como profesional afuera a tener miedo todos los días porque no regrese a casa luego de la Universidad o viva inmersa en los cientos de rollos de las universidades acá. Me duele mucho cuando la gente me pregunta: ]¿Y que quieres estudiar?¿Te vas a ir? Es lo mejor que puedes hacer, mi amor y más con tu nivel. Yo NO me quiero ir, aquí nací y con Dios mediante he sobrevivido estos alocados 15 años, pero he sido testigo de familiares irse porque ya a más de uno lo han secuestrado o sido victima del hampa, pero si fuera por mi me quedaría acá hasta la muerte. Bueno, eso es todo..

  141. josefina 24 octubre, 2013 / 12:25 PM

    Sin comentarios!!!!

  142. Dora Luz 21 noviembre, 2013 / 6:45 PM

    Soy madre de dos hijos e immigrante en Canada. Encontre algo que nos ha devuelto la esperanza, en donde nuestros sueños se estan haciendo realidad y la posibilidad de poder pagar sus universidades, dejar un legado a varias generaciones y no tener mas jefes es maravillosamente posible. Por cierto, funciona en 33 paises, entre ellos España. Saludos y Bendiciones. http://www.doraluzcarmona.organogold.com / info@doraluzcarmona.com

  143. NORELIS ARAUJO 22 noviembre, 2013 / 2:57 PM

    Me duele mucho todo lo que esta pasando en nuestro pais , como lo han vejado y arruinado, que nuestros hijos han tenido que salir y dejarnos solos, me duele el corazon y si estoy de acuerdo que hagamos el 6 de diciembre el dia de los padres huerfanos. hagamos ruido ese dia por las redes sociales, hagamos un cacerolazo nacional y saquemos una bandera negra, hagamonos sentir y podamos compartir este dolor con otros padres que sienten lo mismo, la ausencia de sus queridos hijos. DIOS TENGA MISERICORDIA DE NOSOTROS,

  144. lorena de quevedo 22 noviembre, 2013 / 8:02 PM

    TAMbien hay hijos huerfanos conozco padres, esposos q se han ido buscando mejores oportunidades.. son valientes.. bendiciones pa el q se va…

  145. Mabel 22 noviembre, 2013 / 10:08 PM

    https://www.facebook.com/DesdeAfueraDoc?fref=ts ES UN DOCUMENTAL REALIZADO A DISTANCIA POR DOS JOVENES VENEZOLANOS, QUE EXPRESA EL APEGO A LA VENEZOLANEIDAD DESDE EL PUNTO DE VISTA DE CINCO EMIGRANTES Y SUS PROCESOS DE VIDA A DISTANCIA, DURANTE DOS AÑOS DE RODAJE.

  146. jose alcala 23 noviembre, 2013 / 6:14 AM

    Si tienen como irse vayan en paz el que no esta de verdad no hace falta. Los valientes y los dueños de este pais seguimos aquí, el que se marcha es por miedo pero hay q ser nacionalista y de verdad querer a este pais. No se quejen tanto y ponganse a trabajar que venezuela los necesita. Son las palabras de un VENEZOLANO de verdad.

    • Kid Cervantes 26 noviembre, 2013 / 11:33 AM

      Es cierto, el que se quiera ir que se vaya.. El que haya tenido la fortuna de saber que hay formas de vivir donde se respeta el derecho a disentir, que puedes votar sin que te amenacen, que no te exijan vestir un color y a juro asistir a una marcha de imbéciles y violentos ignorantes, el que realmente haya vivido y disfrutado la sensación de ser libre y decidir qué comprar y que no comprar, sin ser ‘rico’, el que sabe que las calles y aceras tienen que estar limpias y que a los gobiernos se les exige explicaciones de cómo gastaron los dineros de todos, ese que tiene responsabilidad sobre sus hijos, que quiere que progresen, que no dependan de regalos de incapaces del Gobierno, ese, COMO YO, que se vaya. Hay muchos héroes que se quedan, no porque no se quejen, sino porque están dando una batalla muy difícil de pelear, con todo el poder y recursos en su contra. … Todos somos Venezolanos de verdad!

  147. Veronica 23 noviembre, 2013 / 9:11 AM

    Mi nucleo familiar no era taaaan grande como los de muchos… 4 hermanos, 3 casados, 9 sobrinos en total, 3 casados. Sin embargo eramos LA familia. Ya todos se fueron menos uno que esta cerrando la maleta. Ya solo quedo yo lavandoles el cerebro a mis hijos para que se vayan tambien apenas tengan oportunidad.

    Soy huerfana no solo de padres, si no de hermanos y de sobrinos para pronto convertirme en huerfana de hijos. Viniendo de familias de inmigrantes… supongo que ya sabiamos que podia pasar…

  148. Alejandra 23 noviembre, 2013 / 2:31 PM

    Hola! Felicitaciones por el articulo, me llego al corazón! Yo me fui hace 4 años y quiero que sepan que aunque nunca se lo decimos a nuestros padres, para nosotros, los desarraigados es igual o peor de difícil que para nuestros padres. Sin embargo, siempre recuerdo que fue mi decisión y que hasta ahora gracias a Dios ha sido una experiencia maravillosa. Te extraño Venezuela! Ojala algún día seas de nuevo, lo que en algún momento fuiste! Todos soñamos con volver! Y animo a los que tienen a aquellos a los que mas quieren afuera. Saludos

  149. paco martinez 23 noviembre, 2013 / 5:25 PM

    Es la triste realidad de muchas familias y cada año son mas. Y estas fechas venideras de Navidad y Año son los dias que mas pegan esas ausencias. El consuelo es que sabemos que están como en otro mundo, pero seguros. Quizas comen hallacas, pero no son las mejores porque estas no son de mi mamá. Lo importante es que sabemos que tienen un futuro feliz, eso por lo menos nos hace feliz a nosotros.

  150. oscar pérez 23 noviembre, 2013 / 6:50 PM

    Por lo menos están seguros…uno nunca sabe acá cuando tienes que ir a una morgue a buscar a tu hijo o hija en una bolsa negra….

  151. valeria 23 noviembre, 2013 / 11:49 PM

    Hoy por casualidad abrí mi facebook y encontré este link que había publicado un amigo. Al comenzar a leerlo y ver uno historia igual a la mia las lágrimas comenzaron a caer.

    Si es verdad que es fantastico viajar, conocer otras culturas, lo que cada país nos entrega, pero que triste es cuando lo tienes que hacer para crearte un futuro y no solo por placer.

    Casi todos los jovenes de hoy nos hemos ido para un futuro mejor, para poder crearnos la posibilidad de un futuro mejor, con el dolor de dejar nuestras familias, amigos, nuestras costumbres,etc….. Y Por que ????????

    Por querer tener aquello que nos pertenece a cada uno de nosotros …..

  152. Ana M 24 noviembre, 2013 / 1:33 AM

    Yo tengo 4 años fuera de Venezuela y siempre q me preguntan no extrañas a tu país? Respondo lo mismo: que voy a extrañar ? La Venezuela que yo recuerdo ya no existe, ni creo que exista más, cada vez que leo una noticia sobre lo que está pasando en el país y luego mas abajo los chistesitos correspondientes me doy cuenta del por qué de la situación y me da verguenza decir que soy venezolana, yo no soy eso, la venezolaneidad que me enseñaron en mi casa era otra, así que ni eso extraño, las cosas sin duda cambiaran algún día, la historia es cíclica, pero yo no tenía tiempo de esperar para comenzar mi vida y mi propia familia, espero algún día volver de visita, suerte a los que se quedan y ánimo a los que se atrevieron como yo a abandonar su círculo de confort en búsqueda de nuevos horizontes!! Saludos desde Panamá!!!

  153. Daniel Rodriguez 24 noviembre, 2013 / 1:08 PM

    ¿Qué les parece si el 6 de Diciembre todos nos vestimos de luto (negro) por nuestro país y lo hacemos todos los años para que quede en nuestras memorias?. Si estás de acuerdo, publica esto en tus redes sociales y el 6 de Diciembre vístete de negro. Pásalo…

  154. Gerardo 24 noviembre, 2013 / 2:52 PM

    Salí de Venezuela con el corazón en la mano el 14 de junio de 2000. Me fui primero y dejé a mi esposa y dos hijas mientras me ajustaba a la nueva vida del Norte. De igual manera, dejé a mi amada madre y hermanos para nunca más poder verles. Yapasados casi 14 años de nuestra partida, porque pude traerme a mi familia, hago un análisis y volvería a afirmar que lo haría de nuevo para alejarme de la barbarie con la que se ha gobernado a mi querido país. Sí. Escucho gaitas todos los años y consigo la cantidad de paquetes de harina Pan que quiera para hacer mis 100 hallacas decembrinas. Es como si estuviera viviendo la Venezuela de los años 60 y 70. Con abundancia , felicidad LIBERTAD. Es verdad que con más frío, pero ya con nietos y una nueva familia y otra nacionalidad, pero sigo siendo VENEZOLANO democrático.

  155. juan 24 noviembre, 2013 / 9:04 PM

    Hablar de la delincuencia es un tema muy muy complejo… pero un punto es… que tal vez lo justifiquemos con la necesidad, pero como hablar de necesidad, en un país donde nadie se muere de hambre. ¿No es hambre? Entonces solo me queda pensar que sufren de la misma enfermedad que un pequeño burgués al generar una necesidad por el consumo que ofrece el mercado, tal, que no le importa los medios.

  156. solangel orianna manrrique 25 noviembre, 2013 / 9:43 PM

    Q bueno esta esto

  157. Alicia Martínez 26 noviembre, 2013 / 7:05 AM

    Ese día debe incluir, luto por todos los fallecidos!!!! No sólo por la inseguridad sino por falta de medicinas, de hospitales, de cárceles decentes…etc

  158. Marco Morin 26 noviembre, 2013 / 9:44 AM

    “Cuando adviertas que para producir necesitas obtener autorización de quienes no producen nada; cuando compruebes que el dinero fluye hacia quienes no trafican con bienes sino con favores; cuando percibas que muchos se hacen ricos por el soborno y por influencias más que por su trabajo, y que las leyes no te protegen contra ellos, sino por el contrario, son ellos los que están protegidos contra ti; cuando descubras que la corrupción es recompensada y la honradez se convierte en un auto-sacrificio, entonces podrás afirmar, sin temor a equivocarte, que tu sociedad está condenada”

    Aynd Rand. 1950.

  159. Luis Eduardo Paez Alvarez 13 enero, 2014 / 10:32 AM

    Soy Venezolano y resido desde hace muchos años en España, pais que, gracias a Dios, me dio la oportunidad de adoptar como mi segunda Patria y al cual le estoy muy agradecido, por haberme dado la oportunidad de hacer, muchas cosas que lamentablemente en mi querida Venezuela, no me hubiera sido posible, lo unico que lamento es haber llegado a el, con una edad ya un poco avanzada, pero repito aun asi alcance muchos logros. Lamento y deploro profundamente, la terrible situacion, por la que esta atravesando, mi pais y mi pueblo, incluida por supuesta mi familia que, en su totalidad alli se encuentra, me horroriza y asquea, cuando me entero de, la ineptitud, de la insaciable ambicion economica de los personajes, que integran el actual, vulgar y repulsivo regimen totalitario que tiene, hundido a el pais en la mas, horrible, lamentable y vergonzosa miseria, privados de la libertad, derechos y garantias, que les otorga la Constitucion, Nacional, que es la Carta Magna del pais, de un pais, que ha sido y esta siendo, expoliado, por una banda de delincuentes, traidores a la patria, a la que, incluso estan entregando a potencias extranjeras, a su antojo y segun sus conveniencias economicas. En cuanto a comentarios, de personas que se encuentran como yo, en otros paises y dicen no sentirse a gusto, exponiendo el modo de ser de los nativos del pais en cuestion, pienso que tenemos la libertad de quedarnos o irnos, porque si pensamos que no nos sentimos bien, pues, no estamos obligados a quedarnos alli, lo que no podemos es, despotricar, hablando mal, haciendo publico nuestro descontento, con el pais que nos acogio, al que debemos de estarle muy agradecidos, por permitirnos, empezar una nueva vida y hacer todo lo posible, para adaptarnos a ella sabiendo que, cada pais es una cultura diferente, en todos los aspectos.

  160. Tarik Soler 30 enero, 2014 / 6:22 PM

    Excelente post (entre lagrimas)

  161. Luis Vidal 12 febrero, 2014 / 11:52 AM

    Que triste es todo esto. Cuan cierto. Yo, padre, también estoy ausente. Los compañeros de mi hijo me preguntan¿qué les pasó a Uds?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s